Información general

Una rosarina busca saber si es la hija de Augusto Roa Bastos

Claudia Gutiérez vive en Irlanda y tiene 50 años. Es hermana de la periodista Mónica Gutiérrez y quiere conocer su identidad.

Martes 21 de Noviembre de 2017

Una rosarina cuya vida cambió sustancialmente al enterarse de que podía ser la hija biológica del escritor paraguayo Augusto Roa Bastos lucha ahora por ser reconocida por sus hermanos de sangre, quienes no le permitirían ese derecho.
Claudia Gutiérrez se enteró a sus 50 años de la noticia quizás menos esperada en la vida de alguien que creció en el seno de una familia que creyó suya por entera. Ahora, resulta que quien la crió como padre no sería tal y quienes serían sus hermanos les niegan no sólo el derecho a conocerlos sino a comparar los ADN para conocer su verdadera identidad.
En diálogo con La Capital desde Dublin, donde reside desde 2006, Claudia contó su historia: "Me enteré de esto hace alrededor de ocho meses. Mi hermana Mónica tenía algunas dudas sobre sus orígenes y se lo comunicó a mi hermano mayor. Así decidieron hacerse un ADN. El de ella dio negativo y el de mi hermano positivo. Ahí me entero yo y decido hacerme el test, que también dio negativo".
Claudia se casó en Rosario con un periodista y en 2002 emigró a Italia. Había estudiado en el Liceo Avellaneda y se recibió de profesora de educación física en el ISEF Nº 11. Luego de un paso por España llegó a Dublin en 2006 y desde entonces dicta clases de yoga y es instructora de fitness.
"Cuando me enteré que quien creía mi padre -Eduardo Gutiérrez- no lo era, se me derrumbó todo. Y más cuando empecé a buscar datos y a conocer que podría ser la hija de Augusto Roa Bastos. Ahí empezó una búsqueda que continúa hasta hoy y por la que voy a seguir peleando a pesar de la negativa de los hijos del escritor, Mirta y Carlos".
Claudia es hermana de la periodista Mónica Gutiérrez y su madre, Clara Passafari, habría mantenido una relación con el escritor paraguayo -un ícono de la literatura latinoamericana- durante la época en que el autor de "Yo, el supremo" (su obra cumbre) estuvo exiliado en la Argentina y vivió en Rosario.
"MI mamá (Clara Passafari, etnóloga, escritora y defensora de los derechos indígenas) y Roa Bastos habrían mantenido una relación extramatrimonial durante aproximadamente siete años, cuando él estuvo exiliado en la Argentina. Mi mamá era directora de Extensión Universitaria de la Universidad Nacional de Rosario y le creó una cátedra de Literatura Americana. Eso habría durado hasta 1966, año en que él emigró a Francia junto a una mujer que era su alumna en un colegio de Cruz Alta y con quien formó pareja", contó.
La decisión de hacer pública esta cuestión por las redes también tuvo que ver con la declaración de huéspedes de honor de Mirta y Carlos Roa en la ciudad de Posadas, en el encuentro literario organizado por la Sociedad Argentina de Escritores filial Misiones con motivo de los cien años del nacimiento del ganador del Premio Cervantes.
Embed
"Con los rumores, versiones y datos concretos de mi ADN, intenté comunicarme tanto con alguno de los hijos franceses de Roa Bastos, como con Mirta y Carlos. Al principio con uno de los franceses tuve cierto contacto, pero después me cortaron todas las vías de comunicación. Les mandé mails, llamé por teléfono, mensajes de texto. Intenté todo, pero nada. Yo quiero dejar en claro que no quiero absolutamente nada. Sólo pido cotejar el ADN con el de ellos para saber si son mis hermanos. No me interesa el dinero, ni los derechos de autor, ni la herencia. Quiero que entiendan que mi vida cambió hace unos meses y que no me esperaba saber que el padre que creí mi padre no lo era, más habiendo sido una figura tan presente en mi vida. Al principio fue una tortura, hoy estoy enfocada en otra cosa".
"Me interesa saber de dónde vengo, no quiero otra cosa. A lo mejor ellos saben que esto es verdad, que soy hija de Roa Bastos, por eso no quieren avanzar. Para colmo no puedo pedir la exhumación del cuerpo porque fue cremado, amplió Claudia.
Roa Bastos nació en Asunción en 1918 y murió en la capital paraguaya en 2005. Fue escritor, periodista y guionista. Es considerado el más grande escritor de Paraguay y uno de los íconos de la literatura americana. Sus obras cumbre son "Hijo de hombre" y "Yo, el supremo", donde retrata la vida de José Gaspar de Francia, el Dictador Supremo que gobernó el Paraguay entre 1814 y 1840 y quien fuera artífice de su independencia.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario