Información general

Una policía fue separada de la fuerza por debutar como vedette

Una sargento se quedó sin trabajo porque actuó en una obra de Carmen Barbieri.

Jueves 04 de Enero de 2018

Una sargento de la Policía Bonaerense debutó como vedette en la obra "Magnífica", que encabezan Carmen Barbieri y su hijo Federico Bal en el teatro Corrientes de Mar del Plata, y fue desafectada de la fuerza.
Se trata de Romina Arias, de 37 años, madre de tres hijos, uniformada de la comisaría Mar del Plata 4ª, además de ser instructora de Defensa Personal y campeona panamericana de full contact.
La determinación la tomó la Auditoría General de Asuntos Internos del Ministerio de Seguridad bonaerense por incompatibilidad entre la función pública y la nueva carrera que emprendió esta suboficial marplatense.
De todas maneras, la medida de desafectarla es plausible de sanción, pero la misma "no sería expulsiva" de la fuerza.
Arias, quien hace siete años que está en la fuerza y vive en Mar del Plata, inició hace dos o tres meses un expediente para solicitar permiso para trabajar en una obra de teatro durante la temporada de verano, pero esa solicitud recibió una respuesta negativa, precisaron fuentes policiales.
Asimismo, ella quedó afectada al Operativo Sol 2017/2018, pero la sargento decidió avanzar y el día del debut se subió a las tablas.
Su buen desempeño provocó que la felicitaran en su perfil de Facebook y fue ahí que intervino Asuntos Internos y le comunicó que quedaba desafectada de la fuerza.
Esta medida está avalada por la Ley 13982, que explica que está prohibido "desarrollar actividades lucrativas o de cualquier otro tipo incompatibles con el desempeño de las funciones policiales".
Otros casos similares fueron el del oficial Fabián Schultz, quien también dejó la Policía Bonaerense para ser cantante y continuar su carrera en Miami, y el de la agente de la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA) María del Luján Telpuk, quien dejó la fuerza para dedicarse a trabajar como modelo y vedette.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario