Información general

Una mujer que había quedado en coma por un violento choque despertó 27 años después

La mujer llevaba en auto a su hijo y chocó contra un transporte escolar, sufriendo un severo daño cerebral.

Viernes 26 de Abril de 2019

Una mujer que durante 27 años estuvo en estado de coma tras sufir un grave accidente automovilístico se despertó y su historia está conmoviendo al mundo.
En 1991, cuando tenía 32 años, Munira Abdulla, una mujer de los Emiratos Árabes Unidos, llevaba a su hijo al colegio en el coche que conducía su cuñado en la ciudad de Al Ain, la segunda más grande del país. El choque contra un transporte escolar le provocó graves daños cerebrales, mientras que su hijo, Omar Webair, sólo sufrió heridas muy leves ya que fue protegido por el cuerpo de su madre.
"Mi madre estaba sentada conmigo en el asiento trasero. Cuando vio que nos chocábamos me abrazó para protegerme", contó Omar al periódico emiratí The National.
Apenas unos días después de que ella recuperara el conocimiento, Omar Webair declaró: "Nunca la abandoné porque siempre tuve la sensación de que algún día se despertaría. La razón por la que compartí su historia es para decirle a la gente que no pierda la esperanza si en algún momento sus seres queridos pasan por esto, que no crean que están muertos".
Debido a la complejidad de sus heridas, Abdulla fue derivada finalmente a un hospital de Londres. Pese a determinar que se encontraba en estadio vegetativo, los médicos comprobaron que la mujer era sensible al dolor, según publicó el periódico.
Embed

Hace unos días, Omar tuvo un inconveniente en el hospital donde estaba internada su madre y mantuvo una discusión en la habitación. Para algunos, los gritos y la posibilidad de que entendiera que su hijo estaba en peligro, provocaron que Abdulla comenzar a emitir sonidos guturales.
Los médicos que llegaron a la sala tras escuchar los gritos examinaron a la mujer y dijeron que todo estaba en orden.
Pero tres días después, Omar comenzó a escuchar su nombre de los labios de su madre: "Me desperté con el sonido de alguien que gritaba mi nombre. ¡Era ella! Ella gritaba mi nombre. Durante años había soñado con este momento, y mi nombre fue la primera palabra que dijo".
Ahora Abdulla puede sostener pequeñas conversaciones y se está sometiendo a un intensivo tratamiento de rehabilitación para reinsertarse en el mundo.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});