Información general

Una joven promesa del fútbol fue devorado parcialmente por tiburones

Eric Birighitti, un joven australiano de 21 años, murió tras caer por un barranco en una playa al oeste de su país y ser arrastrado por la marea

Viernes 10 de Enero de 2020

Australia ha perdido a uno de sus futbolistas más prometedores en un trágico accidente, con un final muy desagradable para su familia. Se trata de Eric Birighitti, de 21 años, quien el pasado 2 de enero se cayó en un acantilado de las playas del oeste del país, concretamente en Twilight Beach, y fue arrastrado por la marea.

Su cadáver apareció días después contra las rocas y semidevorado por los tiburones que pueblan la zona. En un principio, ni siquiera pudo ser reconocido y tuvieron que ser las pruebas forenses las que determinaron su identidad.

El accidente se produjo cuando estaba de vacaciones con un grupo de amigos en la costa Twilight Beach. Pero de pronto se apartó de ellos para explorar una zona rocosa, que le terminó jugando una mala pasada: resbaló y cayó al agua.

El oleaje era tan fuerte que los intentos por salvarlo fueron inútiles y el mar se lo tragó.

Embed
Ver esta publicación en Instagram

Season is well underway and what an experience it's been so far. Positive thoughts and forward movement always. #Thisisstac

Una publicación compartida de Eric Birighitti (@ebirighitti) el

El hecho sucedió el 2 de enero e inmediatamente comenzaron las tareas de búsqueda, que llegaron a su fin en la víspera, cuando el cuerpo del jugador apareció sin vida a un costado de la playa y el dato desgarrador de la historia es que el mismo se encontraba devorado parcialmente por tiburones.

Birighitti, de 21 años, vivía en Nueva York, donde fichó por el Hastings MSOC durante dos temporadas. Estudiaba en el St. Thomas Aquinas College, en cuyo equipo militaba hasta el momento de su trágica muerte. Con el primer equipo llegó a ganar el título nacional de su categoría.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario