Aborto Legal

Sacerdotes afirman que por el debate del aborto, más fieles argentinos concurren a misa

Varios prelados hicieron notar la mayor presencia de feligreses preguntando qué hacer para evitar la sanción de la norma.

Sábado 14 de Julio de 2018

Sacerdotes católicos afirmaron hoy que, como consecuencia del debate sobre la legalización del aborto en el Congreso, los fieles concurren en mayor cantidad a las misas en las distintas parroquias para rezar la oración por la vida.
En este sentido, destacan la “masiva convocatoria” que tuvo la Misa por la Vida que encabezó el presidente de la Conferencia Episcopal Argentina (CEA), Oscar Ojea, en la Basílica de Luján el pasado domingo: en la Iglesia aseguran que se está viviendo un “reverdecer de la fe”.
“Creció el número de personas que viene a misa. Se puede decir que es por el asunto de la ley del aborto”, sostuvo el padre José Luis Carvajal, vicario de la parroquia Patrocinio de San José, ubicada en el barrio porteño de Recoleta.
misalujan.jpg

En ese sentido, el párroco indicó a NA que “los fieles preguntan qué pueden hacer para ayudar a evitar” que se sancione la iniciativa sobre interrupción voluntaria del embarazo.
“No podría mensurar si por el debate del aborto se han acercado a las parroquias y capillas una mayor cantidad de feligreses. Mi intuición es que sí”, planteó a esta agencia el obispo Auxiliar de Buenos Aires y vicario Episcopal para las Villas de la Ciudad, Gustavo Oscar Carrara.
El prelado expresó que “se ha rezado mucho a favor de las dos vidas: la de la mamá y la de la niña o niño por nacer” y subrayó que la cuestión del aborto “sí es un tema que apareció con más fuerza en el sacramento de la reconciliación (confesión”).
En el ambiente de la Renovación Carismática Católica es frecuente escuchar de los sacerdotes que integran el movimiento la sugerencia a la madre que confiesa haber abortado que bautice al niño, es decir le ponga un nombre y rezarle porque se explica que ese hijo “está en el Cielo”.
“No podría mensurar si por el debate del aborto se han acercado a las parroquias y capillas una mayor cantidad de feligreses. Mi intuición es que sí”.
Carrara aseguró que “de los más pobres y sencillos” se aprende que “la vida es sagrada”: “Aprendemos a abrazar la vida como viene. Y aquí se sigue una corazonada muy profunda: No es humano favorecer a un débil en contra de otro más débil aún”.
“Si trabajamos por una mayor justicia social en nuestra Patria, habrá menos iniquidad, menos muertes y menos muertes maternas”, reflexionó el monseñor.
Asimismo, consideró que “el derecho a la vida es el primero de los derechos humanos. Si se niega el derecho a vivir, todos los demás derechos humanos quedan colgados de un hilo”.

“El aborto es un drama, siempre muere una pequeña o un pequeño y también en algunos casos su madre. Ninguna mujer que llega a esta decisión lo hace sonriendo y feliz. Y luego en la mayoría de los casos vive muy sola este dolor. Como sociedad y como Iglesia no hemos acompañado suficientemente este sufrimiento”, indicó el obispo auxiliar porteño.
.
Incremento de voces contra la legalización del aborto .
Respecto del incremento de la oración en contra de la legalización del aborto, Carrara manifestó que esa acción “tiene que ver con la vida concreta, por eso hay que buscar caminos concretos para acompañar toda vida de punta a punta”.
“Porque la propuesta de una vida digna no acaba con el nacimiento de la niña o el niño. Ellos necesitan calor de familia-comunidad, necesitan nutrirse bien, jardín y escuela, acceder a la atención médica adecuada, que los clubes sean espacios sanos y dichosos donde desplegar sus potencialidades.
Y si en nuestra Patria la mayoría de los pobres son niños y adolescentes, ellos deben ser los privilegiados“, añadió.
Con una Iglesia que se puso al frente de la campaña en contra de la legalización del aborto, el padre Carlos Peteira, que dirige el movimiento Consecratio Mundi (obra de devoción mariana), convocó a 72 “discípulos” a que rezaran el Rosario y ayunaran cada uno por un senador.
providas.jpg

Según el presbítero en la Parroquia de San Nicolás de Bari, en Recoleta, la respuesta “fue masiva”, ya que había contabilizado alrededor de mil orantes luego de la convocatoria.
“La Iglesia reaccionó con la oración. Dios sabrá lo que permite. Por ahora hay gente rezando, mamás embarazadas que se han sumado. Dios es grande y ha sabido entresacar actitudes muy esperanzadoras, muchas cosas hermosas”, señaló en diálogo con NA.
En tanto, el párroco Néstor Di Gregorio, de la iglesia Nuestra Señora de Lourdes, en Belgrano, también hizo su aporte: “Se reza mucho en la Iglesia, prevalece la oración como método en contra de la legalización del aborto. El aporte de los laicos es inclusivo. Las manifestaciones mayoritarias son externas”. .
“Llega más gente, todos en contra de la ley y con un sentimiento de frustración, por eso se predica sobre el tema.
Los laicos han tenido un protagonismo notable en las marchas organizadas en Capital Federal y en el interior, que superaron las expectativas del Episcopado“, precisó.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario