Información general

Por "situaciones irregulares" con los alumnos, separan a un cura de un colegio porteño

La expulsión en el colegio Cardenal Newman no estaría vinculada a un caso de abuso sexual sino a otro tipo de conductas, que no fueron precisadas.

Martes 07 de Noviembre de 2017

El colegio Cardenal Newman, establecimiento del que egresaron el presidente Mauricio Macri y otros funcionarios del gobierno, decidió separar a un cura de su cargo luego de que lo encontraron en diferentes "situaciones irregulares" con los alumnos.
A través de un mail, las autoridades del colegio anunciaron a los padres de los alumnos la decisión de separar al cura Luis Lenzi, sin dar mayores detalles de los motivos.
En un comunicado con fecha 6 de noviembre, el colegio precisó que "el padre Luis Lenzi ha sido exceptuado de las tareas que desempeñaba en el colegio debido al incumplimiento del código de conducta de la institución".
"Luego de haber tomado conocimiento de situaciones irregulares que tuvieron lugar en espacios abiertos y que fueron advertidas por personal del colegio, se ha decidido su apartamiento", comunicó el director del colegio Alberto Olivero.
El establecimiento también mencionó en el comunicado: "De esta forma estamos dando cumplimiento a los procedimientos del protocolo de protección del niño y del adolescente vigente en el colegio".
Según trascendió, la expulsión de Lenzi no estaría vinculada a un caso de abuso sexual, sino a otro tipo de conductas.
Lenzi, de 67 años, es un sacerdote de la orden de los dominicos que durante muchos años fue uno de los confesores del Cardenal Newman.
En 2015, el tradicional colegio se vio envuelto en un escándalo cuando un exalumno se animó a denunciar que fue víctima de un abuso por parte de un capellán de la institución en 1977.
Según denunció Rufino Varela, cuando él tenía doce años y cursaba séptimo grado fue abusado por el cura Finnlugh Mac Conastair, conocido como padre Alfredo.
"Tengo registrados otros 22 casos como el mío, y sólo son de aquellos que se animan a hablar. Hay muchos otros que prefieren guardar silencio porque lo minimizan, prefieren olvidarlo o aún tienen vergüenza de contarlo", aseguró.
El supuesto abusador murió en 1997, a los 88 años, mientras que el director del colegio pidió "disculpas abiertamente y sin reservas a todos aquellos exalumnos que, en esos años, pudieron haber sido lastimados como resultado del comportamiento inadecuado e injustificable de este sacerdote, quien oficiaba de capellán del colegio".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});