Información general

Luxemburgo tendrá transporte público totalmente gratuito para todos

Buscan reducir la cantidad de autos en las calles y ayudar a la gente de menos recursos.

Lunes 18 de Febrero de 2019

Luxemburgo es tan pequeño que un conductor en un auto puede recorrer el país de extremo a extremo en dos horas, pero su capital está tan congestionada que también se pueden perder dos horas en el tráfico. ¿La solución? Transporte público gratuito para todos. O al menos los gobernantes están dispuestos al cambio para evaluar si la medida impacta en la cantidad de autos en las calles, y también para ayudar a la gente de menos recursos.
A partir del 1º de marzo del año próximo, los trenes, los tranvías y los colectivos serán totalmente gratuitos para cualquier pasajero, ya sea un poblador, un trabajador transfronterizo o uno de los 1,2 millones de turistas que cada año visitan el Gran Ducado.
Hoy en día, en Luxemburgo más del 60% de los habitantes usan sus automóviles para ir a trabajar, mientras que solamente el 19% usa el transporte público. Sin embargo, el ministro de Movilidad y Obras públicas, François Bausch, asegura que la gratuidad tendrá un objetivo mayor. "Es principalmente una medida social. El objetivo es detener la creciente brecha entre ricos y pobres. Para las personas con bajos salarios, los gastos de transporte son importantes. Por lo tanto, es más fácil que sea gratis para todos", sostuvo.
Luxemburgo tiene un salario promedio anual alto pero la pobreza está aumentando. El 13% de los trabajadores y casi el 10% de los jubilados están en riesgo de pobreza.
Desde ya, el transporte gratuito será una medida cara para las arcas del gobierno, aunque el transporte público ya está fuertemente subsidiado y muchas personas ya viajan gratis: menores de 20 años, estudiantes menores de 30 años y personas con un ingreso mínimo, por ejemplo. Los US$46 millones anuales que se recaudan por las tarifas de los pasajes cubren menos del 10% de los costos operativos de la red, que ascienden a US$554 millones.
Pero la idea tiene sus detractores. El economista Michel-Edouard Ruben cree que "el transporte gratuito es una idea falsa y de moda", y cree que sería mejor gastar el dinero en viviendas sociales.
Constance Carr, investigadora postdoctoral de la Universidad de Luxemburgo, sostiene que la vivienda de alto precio es el problema social clave.
También los sindicatos de transporte se oponen al plan. "Hacer que el transporte sea gratuito podría llevar a un aumento en el vandalismo, ya que la gente lo apreciaría menos", dijo Mylène Bianchy, presidenta del sindicato ferroviario Syprolux.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});