Información general

Llamó a la policía para denunciar el suicidio de una mujer, pero resultó ser una sombrilla

Una vecina creyó que alguien quería tirarse desde la terraza, pero era el parasol de otra casa. Fue en Nueva York.

Jueves 23 de Mayo de 2019

Una vecina creyó que por la ventana veía algo espeluznante, le pareció que una mujer quería suicidarse tirándose desde un piso 11, en un barrio de Nueva York. Alarmada llamó al 991, pero los agentes detectaron que sólo se trataba de una sombrilla que de lejos parecía "una criada".

Según la denunciante, la supuesta mujer suicida estaba vestida con el traje característico que Margaret Atwood imaginó para las criadas de su novela "El cuento de la criada: capa roja y cofia blanca".

"Hay tantas cosas que pasan en la política del país que no me sorprendería que alguien tomara una decisión como esa. Por eso, la situación se volvió muy aterradora", explicó más tarde a la prensa.

Pero no había ninguna suicida en esa terraza: era la sombrilla de una familia suizoargentina. "Me enteré leyendo el diario", contó el dueño del parasol más famoso de la jornada. La historia tuvo más de 400 mil retuits y miles de comentarios. Hasta la Policía de Nueva York y Netflix se sumaron con humor.

La chica, más tranquila y un poco divertida por el error, contó el episodio en su cuenta de Twitter. "Creí haber visto a una mujer vestida como una criada que iba a saltar de un edificio. Llamé al 911", explicó. Además, publicó fotos de la supuesta suicida y del efectivo abrazado a la sombrilla: "Todos a salvo", le escribió. En cuestión de minutos, lo ocurrido estaba en la web del NYPost.

Embed

Desde hace meses, con el movimiento #MeToo y el cuestionamiento en Estados Unidos y otros países al derecho al aborto, las manifestaciones de mujeres vestidas como las protagonistas de la serie "El cuento de la criada" se multiplican.

Su disfraz de "criada escarlata" se inspira en el personaje mundialmente célebre de la serie televisiva de Netflix, basada en el libro homónimo de Atwood.

En la obra, Estados Unidos, convertido en una dictadura religiosa, transforma a las mujeres en esclavas sexuales e institucionaliza la violación.

sombrilla01.jpg

La chica de 30 años que trabaja en una empresa vinculada con la comunicación contó que la puso contenta que no hubiera una mujer en esa situación. "Me sentí tan tonta", agregó.

Pero el Departamento de Policía de la Ciudad de Nueva York (NYPD), le escribió para reconfortarla: "Es mejor estar seguro que lamentarlo. 'La policía de Nueva York lo tomó muy en serio'", le explicaron. Y agregaron una foto con la sombrilla y el mensaje: "Bendito sea el paraguas", aludiendo al tono de la popular serie.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});