Información general

La adolescente internada en República Dominicana despertó y reconoció a sus padres

La adolescente de 15 años estaba de vacaciones en Punta Cana cuando sufrió una cetoacidosis diabética, una insuficiencia renal y un edema cerebral.

Lunes 01 de Julio de 2019

Candela Aylén Saccone, la adolescente de 15 años que sufrió un coma diabético mientras estaba de vacaciones en República Dominicana, está mejorando.

Según el último parte médico, la chica se despertó y reconoció a sus padres. "Evoluciona favorablemente y ya le quitaron el respirador pero aún no puede establecerse si le quedarán secuelas", destacó Ana Conello, una amiga de la familia.

Después de estar más de diez días entubada, abrió los ojos y pudo volver a hablar con sus seres queridos. Su tía Romina Knechd explicó que, al principio, estaba desorientada y no sabía lo que había pasado.

La mujer relató que la primera palabra que dijo fue "avión". Sus primeras reacciones tranquilizaron no solo a su familia sino a los médicos, que temían que su cuadro la afectara a nivel neuronal.

El entorno de Candela aseguró que ahora ya está despierta y que mejora todos los días. Aunque ya puede hablar, por momentos le mantienen la sedación. "Las tomografías y estudios dan bien, pero con el tiempo se va a saber si existe algún daño", señaló Ana Conello.

Este lunes se llevará adelante una junta médica con los especialistas del Hospital General Plaza de la Salud para evaluar si en los próximos días la pueden trasladar a Buenos Aires en un avión sanitario.

Mientras tanto, sigue en tratamiento de diálisis. Desde la Argentina, profesionales del Hospital Garrahan estuvieron siguiendo su evolución.

Candela se descompensó el miércoles 19 de junio durante el último día de sus vacaciones familiares en Punta Cana. En una primera instancia, fue trasladada al Centro Médico Canela 1, de esa ciudad. Allí le diagnosticaron cetoacidosis diabética, una complicación grave de la diabetes tipo 1 en la que el cuerpo produce exceso de ácidos en la sangre.

Además, la chica tuvo un edema cerebral y fallas en los riñones, por lo que se decidió su derivación al hospital General de la Plaza de la Salud, de Santo Domingo, a unos 195 kilómetros.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario