Información general

El futbolista "Lucho" González desmintió haber querido asesinar a su esposa

El jugador, desafectado de Atlético Paranaense por el incidente, dijo que su mujer "inventó todo y sufre de depresión"

Sábado 16 de Diciembre de 2017

El futbolista argentino Luis "Lucho" González, que actualmente juega en el Atlético Paranaense de Brasil, desmintió hoy la acusación que hizo su esposa contra él por intento de homicidio y dijo que la mujer sufre de depresión.
"Juro por mis cuatro hijos que no le toqué un pelo. Si tengo algo que mis padres me enseñaron es nunca hacerle daño a una mujer", dijo el jugador en diálogo con el portal brasileño Globoesporte.
Y agregó: "Fue ella misma la que se cortó. Hizo una película, verdaderamente, muy bien hecha. Yo estoy tranquilo conmigo mismo porque en ningún momento la toqué".
El jugador que fue acusado por Andreia da Silva Márquez, por violencia de género y por intento de homicidio, indicó: "Pienso que está totalmente enferma, podría ayudarla si quiere, pero nunca la insulté o la maltraté físicamente".
Leer más: La mujer de Lucho González denunció que él quiso matarla

Silva Márquez contó a medios brasileños, que el exjugador de River, intentó asfixiarla y empujarla desde un balcón.
"Mi marido, Lucho González, intentó matarme. Discutimos e intentó matarme. A partir de ahí vació la casa, sacó todas las joyas y cosas de valor, sacó el dinero de las cuentas, bloqueó todas mis tarjetas, robó mi dinero. Intentó asfixiarme y me cortó las muñecas, me colgó en la baranda y llamó a mis hijos para que me vieran caer del balcón", relató la mujer.
La denuncia que hizo Silva Márquez en la Comisaría de la Mujer fue confirmada por la oficina de prensa de la Policía Civil de Brasil.
La Justicia le concedió a la mujer la medida protectora de urgencia, basada en la Ley Maria da Penha, por la que el futbolista no puede acercarse a ella a menos de 500 metros.
"Sé que muchas mujeres pasan por eso, sé que es algo grave, pero lo único que quiero en ese momento es poder estar con mis hijos, es lo único que me mantiene de pie, con ganas de seguir luchando", sostuvo.
Luego de conocerse la denuncia, González fue desafectado del club Atlético Paranaense, que decidió no renovarle su contrato.
En un comunicado, el club expresó: "El contrato del mediocampista Lucho González se cierra en este mes de diciembre y no se dará continuidad al vinculo laboral. El club agradece públicamente todo el empeño, trabajo, compromiso, dedicación y profesionalismo de Lucho en todo el período que estuvo en el club".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario