Información general

Detuvieron al cartero que estaba prófugo tras robarse 19 mil cartas

Manuel Marcelino Gutiérrez fue capturado después de que un abogado informara a la Justicia que estaba internado en un hospital de Rawson.

Lunes 15 de Enero de 2018

La Policía Federal detuvo después de casi un año al excartero del Correo Argentino que estaba prófugo por haberse quedado con 19 mil cartas. Manuel Marcelino Gutiérrez estaba prófugo desde 2015 cuando había sido condenado, pero cuando en 2016 la Cámara Federal de Casación confirmó la condena de un año de prisión en suspenso, el cartero desapareció. El delito por el que había sido condenado era "violación de correspondencia privada". En su casa en Puerto Madryn, la policía había encontrado en 2009, 26 bolsas de consorcio repletas con más de 19 mil cartas.
En julio de 2017, el Tribunal lo citó para labrar un acta compromiso de sus condiciones de la sentencia, pero como no apareció y fue imposible para las autoridades dar con su paradero, ordenaron que sea detenido inmediatamente y que su pena se haga efectiva en la Unidad 6 de Rawson, una cárcel de máxima seguridad, o en cualquier centro reclusión del Servicio Penitenciario Federal más cercano al lugar en el que sea encontrado. "Esa diligencia no pudo practicarse por la incomparecencia del nombrado", dijo el juez de ejecución Enrique Guanziroli, en declaraciones periodísticas en las confirmó que el imputado estaba siendo buscado por la policía federal.
Ahora Guanziroli explicó que, luego de esas declaraciones, el abogado del cartero acusado presentó un escrito en el que informaba que Gutiérrez había cambiado de domicilio. También, detallaba que "el excartero había tenido un preinfarto y estaba en el hospital. Ordené que fuera la policía para constatar la identidad y la efectiva presencia del sujeto", indicó.
Lo detuvieron efectivos de la delegación Rawson y se ordenó el traslado a la Unidad 6 de Rawson. Gutiérrez deberá cumplir la condena de un año de prisión efectiva por el delito de "violar y ocultar correspondencia privada".
En un principio, el excartero había sido condenado a un año de prisión en suspenso pero, al no presentarse para cumplir con las obligaciones que implicaban la pena, ahora quedará preso. "Después de que en 2016 la Cámara confirmara la condena, fue citado para que cumpliera ciertas obligaciones como tareas comunitarias pero no apareció. Por eso, fue como fue declarado 'en rebeldía' y tendrá que cumplir la condena en la cárcel de máxima seguridad de Rawson", indicó una fuente judicial.
Lo más curioso del caso es que el descubrimiento de las miles de correspondencias privadas no entregadas fue por accidente. Una denuncia por violencia doméstica que no se confirmó, hizo que la policía allanara la casa del hombre y ahí fue que encontraron cartas hasta en el lavarropas.



¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario