Información general

Denunciaron a un cura por participar de un chat gay

Intercambió fotografías explícitas, propuso a un hombre tener relaciones y reconoció haber participado en tríos sexuales.

Lunes 13 de Enero de 2020

El padre Sergio Salas, conocido en Salta como Josué, fue denunciado ante la Iglesia luego de que se identificara como sacerdote en un chat de una aplicación de citas gay, en la que también intercambió fotografías explícitas, propuso a un hombre tener relaciones y reconoció haber participado en más de una oportunidad en tríos sexuales.

El cura no deberá afrontar una denuncia penal, pero puede ser destutido del estado clerical.

El denunciante, un exintegrante del instituto religioso Hermanos Discípulos de Jesús de San Juan Bautista, presentó capturas de pantalla del sitio Grindr, en el que se relacionan varones gays y bisexuales, donde el padre Josué "expresa abiertamente su condición de sacerdote", según señala el texto de la acusación. Y añade: "También pasa fotografías de su rostro y de sus partes íntimas además de expresar un lenguaje desagradable y vergonzoso, inapropiado para todo ser humano, más para una persona con investidura sacerdotal".

La denuncia fue realizada ante el exarzobispo de Rosario monseñor José Luis Mollaghan, quien integra la Congregación de la Doctrina de la Fe.

El religioso subió al chat fotografías de su órgano sexual, le propone a su interlocutor tener sexo y reconoce haber participado de tríos en dos oportunidades.

Josué, oriundo de Tucumán, ocupó un lugar privilegiado al lado del padre Agustín Rosa en el Instituto Discípulos de Jesús de San Juan Bautista, que fue cerrado en el 2019 por la Santa Sede por irregularidades financieras que incluían presuntos vínculos con narcos mexicanos. Rosa espera en Salta el juicio por abuso sexual agravado, lo mismo que Nicolás Parma, otro cura de la congregación. Las denuncian contra el padre Josué por supuestos abusos no llegaron a la Justicia penal.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario