Información general

Coronavirus: piedrazos contra el micro que llevaba argentinos evacuados de Wuhan

Nueve policías resultaron heridos por los enfrentamientos y diez manifestantes fueron detenidos.

Viernes 21 de Febrero de 2020

Los ocho ciudadanos argentinos que se encontraban en Wuhan, la ciudad de China donde se inició el coronavirus, y fueron evacuados a Ucrania, no la están pasando nada bien. Iban a ser once los argentinos pero como Ucrania no aceptó al cónyugue chino, el resto de la familia decidió quedarse.

Luego del arribo a la ciudad ucraniana de Kiev, los 72 pasajeros del avión que había partido de Wuhan -que llevó a ocho argentinos- fueron trasladados en otra aeronave a la ciudad de Kharkiv, para luego ser conducidos a Novo Sanzgary capital, donde se encuentra el hospital militar que los alojará durante la cuarentena.

Sin embargo, el arribo no fue sencillo: durante el trayecto que separa a esas ciudades, las autoridades ucranianas debieron desplegar policías y blindados, debido a una serie de protestas de parte de habitantes de la zona que temen una propagación de la enfermedad en su país.

Si bien los evacuados argentinos iban a ser 11, el hecho de que Ucrania se negara a recibir los 3 pasajeros de nacionalidad china provocó que uno de los cónyuges (un argentino que vive en China) y sus dos hijos decidieron quedarse para mantener a la familia unida. Así, el número descendió de 11 a 8. Es que el gobierno ucraniano impuso una “cláusula” en la que, por el momento, no se recibirá a ningún ciudadano chino en su país.

Entre los pasajeros transportados hay 45 ucranianos y también 27 ciudadanos de Ecuador, República Dominicana, Costa Rica, Panamá, España y Argentina..

ucrania3.JPG

El destino final de todos ellos era el hospital militar de Novi Sanjari, pero en el camino se encontraron con piquetes que querían obstaculizarles el paso por miedo a que desate un contagio imparable como padece China.

Los evacuados con mascarillas, exhaustos tras el largo viaje, se asomaban por las ventanas de los autobuses mientras estos se movían lentamente bajo una gran escolta policial.

Tras horas de choques entre los manifestantes y la policía, los autobuses con los desalojados finalmente pudieron llegar al hospital. Desde Cancillería, confirmaron el arribo de toda la delegación.

Según informó la Cancillería argentina, “los ciudadanos argentinos se encuentran en buen estado de salud y están acompañados por especialistas médicos a toda hora”.

ucrania2.JPG

Además, el gobierno ucraniano precisó que, apenas llegados, se siguieron todos los pasos de control sanitario que establecen los protocolos internacionales, como modo de prevención.

El control del cordón se llevó a cabo de conformidad con todas las normas y reglas de los procedimientos sanitarios y epidemiológicos, de acuerdo con el Reglamento Médico y Sanitario Internacional de la Organización Panrusa de Protección de la Salud en la zona de vuelo prescrita”, afirmaron.

Desde este viernes por la mañana, varios cientos de vecinos de la aldea Novi Sanzhary, en la región céntrica de Poltava, habían bloqueado la calle hacia el sanatorio en donde se albergaría a las personas evacuadas por temor a que se infectaran. Los manifestantes bloquearon carreteras, incendiaron neumáticos y se enfrentaron con la policía antimotines que fue movilizada para despejar el camino.

Nueve policías y un civil fueron hospitalizados, informó en un comunicado la policía regional. Más de diez manifestantes fueron detenidos.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario