Información general

Cómo fue el operativo para hallar 400 kilos de cocaína en la embajada rusa

Un policía porteño fue detenido tras una investigación que se inició hace 14 meses.

Viernes 23 de Febrero de 2018

Un subinspector de la Policía Metropolitana de Buenos Aires y un ciudadano de origen ruso fueron detenidos en las últimas horas a raíz del hallazgo de valijas diplomáticas en la Embajada de Rusia en Argentina con casi 400 kilos de cocaína.
Todo empezó hace 14 meses, el 13 de diciembre de 2016 cerca de las nueve de la noche. Ese día, contó Bullrich en una conferencia de prensa, "me llamó de urgencia el embajador ruso en Argentina y me dijo que me tenía que ver de forma inmediata. A la media hora, a las diez, llegó el embajador ruso con tres miembros del servicio de seguridad ruso para contarme que tenían una sospecha de que en un anexo de la Embajada rusa había droga y querían ver cómo trabajábamos juntos para desbaratar esa red".
La ministra contó que luego de una conversación, "llegamos a la conclusión de que era necesario hacer el recambio de esa droga por algún producto para planificar una entrega vigilada de esa cocaína. Eran las 11 de la noche, lo llamamos al juez (Julián) Ercolini, que vino al Ministerio de Seguridad".

400 kilos cocaina


"Con la colaboración del embajador, que nos dio una llave para entrar por una puerta lateral al lugar donde estaban depositadas las 16 valijas que podían contener droga, efectivos de la Gendarmería no uniformados fueron a identificar si era o no droga", explicó Bullrich, que además contó que "entró de manera subrepticia la Gendarmería a este anexo de la Embajada, hizo un narcotest y descubrió que era cocaína".
En ese momento, el Ministerio, la Gendarmería, y la Embajada rusa resolvieron "sacar esas valijas a las tres de la mañana. Teníamos que hacer que esas valijas estuvieran en el lugar antes de las seis de la mañana cuando entraba el personal de ordenanza al lugar. Se hizo una operación de sustitución de esa cocaína, que eran 389 kilos, por 389 kilos de harina".
Bullrich contó que ese 13 de diciembre a la madrugada "tuvimos que mandar a personal de la Gendarmería al Mercado Central, porque nadie tenía 389 kilos de harina en un depósito. Se compró la harina, se hicieron paquetes iguales, se los preparó, se los deja antes de las seis en este anexo de la embajada, tratando de que todo fuera exactamente igual. Se habían tomado fotografías para dejar las valijas en el mismo lugar donde estaban, y se le colocó a cada valija un dispositivo de seguimiento".

Embed


"A partir de este cambio, estábamos tranquilos, ya teníamos la droga, y empezó entonces en espejo, una tarea de investigación para ver quiénes eran los responsables de la operación, y se decidió una operación de entrega vigilada. Es decir, esas valijas con harina tenían que llegar a Rusia, que era el destino de la droga", detalló Bullrich.
En ese sentido, la ministra contó: "Lo que teníamos que hacer era ver cómo estos criminales iban a intentar sacar este cargamento de la Argentina. Fueron varios intentos. Uno fue anulado por el Gobierno de la Ciudad, que sabía que había un policía de la Ciudad involucrado, este señor nacionalizado argentino pero de origen ruso, que intentó organizar un viaje de cadetes y en ese viaje llevar las valijas a Rusia. Ese viaje se frustró".
"Luego llegó un avión que iba a tener una escala en Letonia, entonces la misma gente de la Embajada rusa lo frustró, la persona que tenía la llave de ese lugar se fue de golpe a Mar del Plata, porque si eso caía en Letonia, no se iba a poder hacer esta entrada vigilada", explicó Bullrich.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario