Información general

Cinco detenidos, tres de ellos menores, por golpear a un chico debido a su tonada chilena

El adolescente, golpeado en una fiesta, tiene 18 años y nació en Mendoza, pero vive en Chile desde los 2 años.

Sábado 09 de Diciembre de 2017

Cinco jóvenes, tres de ellos menores de edad, fueron detenidos en las últimas horas acusados de golpear salvajemente en la provincia de Mendoza a un adolescente por su tonada chilena.
Favio, el joven de 18 años, que nació en Mendoza, pero vive desde los 2 en Chile, fue atacado por un grupo de entre seis y siete personas el sábado de la semana pasada en el departamento mendocino de San Carlos.
Según confirmaron fuentes judiciales a NA, los cinco detenidos, dos de ellos identificados como Jesús Montiel Luffi, de 25, y Rodolfo Vega Zárate, de 20, fueron imputados por el delito de "lesiones graves agravadas por el concurso premeditado y por alevosía".
Los tres menores imputados, dos de 17 años, y uno de 16, quedaron a disposición de la justicia penal de menores y alojados en la comisaría del menor del Valle de Uco.
Las fuentes confirmaron que hay un cuarto menor involucrado, pero que aún no fue identificado.
Juan José Bustos, el padre del joven golpeado, comentó a los medios locales que su hijo fue atacado el pasado sábado cuando fue a una fiesta de cumpleaños.
"Había ido a un cumpleaños invitado por sus primos, en una casa de familia. Él salió y ahí lo estaban esperando, lo rodearon entre 4, 6 personas, que además son conocidos en el pueblo, todo el mundo sabe quiénes fueron", contó el hombre.
Y agregó: "Los chicos que estaban allí, le dijeron cosas como: 'sí que sos chileno, ¿vos te la aguantas?, y alguien lo golpeó y cuando cayó al suelo empezaron a darle patadas en la cabeza. El perdió el conocimiento. No se acuerda más nada, hasta que despertó en el hospital".
El adolescente, estudiante de primer año de licenciatura en matemáticas, ingresó al Hospital Central de la ciudad de Mendoza, el sábado 2 de diciembre con diversos traumatismos tras la golpiza recibida.
Según informaron a la prensa local desde ese nosocomio, el joven presentaba traumatismo facial y fractura mandibular bilateral, y se le realizó una fijación en la mandíbula.
Además, durante la semana, al chico le realizaron una reducción de los huesos de la nariz para corregirla debido a las fracturas sufridas.
"Me llena de rabia y de impotencia el hecho de tener que agradecer que no perdió el ojo, de tener que agradecer que no tiene daño cerebral, de tener que agradecer que no lo mataron. No quiero agradecer. No tendría que agradecer. No fue un accidente, no fue un azar del destino. Fueron las manos y los pies de un grupo de jóvenes llenos de maldad", escribió Patricia Perez, la madre de Favio en la red social Facebook.
Y continuó: "No puedo achacar esa agresión a una furia ciega. No fue ciega. Fue completamente consciente y xenofóbica. No tiene ni un solo moretón en el resto del cuerpo. Ni un solo rasguño".
Todos los golpes fueron dados intencionadamente donde más daño podrían ocasionar: en la cabeza".
La causa está siendo investigada por la fiscal del Valle de Uco, Susana Sánchez.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario