Información general

China endurece la cuarentena por el coronavirus

El gobierno confirmó un nuevo balance de 1380 muertos, y mas de 63500 casos confirmados en todo el país.

Viernes 14 de Febrero de 2020

China endureció este domingo las medidas y restricciones para detener el coronavirus, una epidemia de neumonía viral que ha causado ya 80 muertos y más de 2.700 contagios, en tanto Estados Unidos y Francia se preparan a evacuar a sus ciudadanos de la ciudad de Wuhan, foco de la enfermedad.

Con el fin de minimizar el flujo de persona, el Gobierno de Wuhan, epicentro del brote del nuevo virus, endureció la cuarentena a la que está sometida la ciudad desde el pasado 23 de enero. Un de las medidas implica el cierre de todos los complejos residenciales. Mientras que en todos los edificios donde hayan casos confirmados o sospechosos de contagio, se los sella al exterior y se los gestiona de forma estricta.

Con el 99% de los casos en China, la epidemia sigue constituyendo una verdadera emergencia para este país, pero es también una amenaza muy grave para el resto del mundo. El Ejecutivo local decidió cerrar la Wuhan el pasado 23 de enero, para intentar evitar que el virus se expandiera, aunque ha recibido críticas por no haber tomado esa decisión antes, ya que cinco millones de personas habían salido de la ciudad en los días anteriores como parte del éxodo anual por las vacaciones del Año Nuevo chino.

Tras el cierre, quedaron nueve millones de personas dentro de Wuhan. Hasta el momento, se han registrado 18.454 casos y 748 muertes en esa ciudad, cifras que representan el 43 % y el 74 %, respectivamente, del total nacional.

Tras una tardía reacción ante el nuevo coronavirus, el gobierno chino ha lanzado un gran campaña de propaganda, con mensajes y eslóganes en las calles para movilizar a los miles de millones de chinos aterrorizados ante la propagación de la neumonía de Wuhan. En la radio y la televisión, se repiten los mismos mensajes: "No salgan, no abran las ventana, lávense bien las manos, usen máscara", repiten los medios oficiales, que declararon una "guerra popular" contra la epidemia.

Embed

En Wuhan, varios policías controlan el ingreso, y en la ciudad de Hubei los mensajes son amenazadores contra los posibles contagiados. "Los que no declaran su fiebre son enemigos", dice una banderola en un edificio en Yunmeng, un distrito de Hubei. En este mismo distrito puesto en cuarentena, otro mensaje busca infundir miedo: "Visitarse es matarse unos a otros. Reunirse es correr hacia el suicidio".

A pesar de la psicosis, algunos se resisten a cumplir las normas. "El comité del barrio vino a decirme que tenía que cerrar pero me negué", dice un hombre que lleva junto a su mujer un restaurante en Pekín, el último abierto en su calle, y que no quiere dar su nombre por miedo a represalias.

>>Leer más: Hay cinco argentinos en el crucero sospechado por coronavirus

Centenares de científicos de todo el mundo concurrieron el pasado martes a Ginebra, a una reunión convocada por la Organización Mundial de la Salud, destinada a trazar un plan para frenar la epidemia provocada por el nuevo coronavirus.

Unos 400 científicos concurrieron a la cita para evaluar diversos medios para luchar contra la epidemia, concentrándose sobre todo en su transmisión y en los tratamientos posibles. Compartieron además, sus conocimientos sobre las fuentes potenciales de la enfermedad, que podría tener su origen en los murciélagos, y luego haber migrado hacia otros animales, antes de llegar al hombre. Además, la OMS envió a China una misión de especialistas encargada de trabajar con científicos y autoridades chinas.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario