Información general

Calmantes y meditación budista para contener a los chicos en la cueva

El entrenador Ekapol Chanthawong supo mantener tranquilo y unido al grupo gracias a la meditación.

Martes 10 de Julio de 2018

Con el correr de las horas se conocieron nuevos detalles sobre la operación de rescate en una cueva de Tailandia, donde 12 chicos y su entrenador de fútbol quedaron atrapados en la zona de Chiang Rai.
Tras lograr socorrer a ocho de ellos, los buzos confirmaron que les dieron tranquilizantes antes de iniciar el operativo y así poder evitar un posible ataque de nervios en medio del agua.
El rescatista danés Ivan Kardzic explicó que los sedaron para que no entraran en pánico. "No estaban totalmente aturdidos, pero no reaccionaban con normalidad", aclaró en una entrevista radial.
En las imágenes que se difundieron en los últimos días, no se ven escenas de tensión, sino por el contrario, de confianza en los equipos de rescate. El gran secreto de la espera y de una administración extrema del agua y del oxígeno fue la meditación.
Rescatan a once chicos en Tailandia

"Se encuentran mentalmente estables, lo que está bien. El entrenador Ekapol Chanthawong supo mantener tranquilo y unido al grupo gracias a la meditación", lo que ha tenido un efecto tranquilizador, analizó ante medios locales el buzo belga Ben Reymenants, quien participó en las operaciones de salvamento.
La práctica de la meditación es muy común en este país budista, por lo que pudo ayudar a que no estallara el pánico o el miedo entre los chicos durante las largas jornadas de tensión. Ekapol fue monje budista durante diez años antes de dedicarse al entrenamiento de jóvenes jugadores de fútbol.
Según los oficiales del rescate, Ekapol es uno de los más débiles del grupo, en parte porque en los primeros días les dio a los jóvenes la ración de comida y de agua que llevaba con él. Además de meditación, les enseñó también a los chicos a conservar la mayor cantidad de energía hasta que los encontrasen.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario