..

Indignación y enojo de los usuarios por el aumento del peaje en las rutas nacionales

Los conductores protestaron ayer, en el primer día de aumento, y remarcaron que los aranceles no condicen con el nivel del servicio. Muchos usuarios pasaron sin pagar.

Domingo 06 de Marzo de 2016

Excesivo e incoherente con el servicio. Así se resume la opinión sobre el aumento del peaje en rutas nacionales de los usuarios que pasaban ayer por el puesto a la altura de General Lagos, sobre la autopista Rosario-Buenos Aires. Mientras algunos pagaban resignados y mansos, otros renegaban de la gestión presidencial, insultaban a las cobradoras y cobradores de las cabinas, y varios cometían "violación", es decir, pasaban sin pagar y —dependiendo de la velocidad— desplazaban o arrancaban la barrera.

Así es como Humberto, el empleado de mantenimiento de la estación vial, tuvo ayer una mañana movidita reemplazando vallas quebradas y los viejos carteles por los nuevos que exhiben las tarifas un 275 por ciento más caras para los automóviles, que pasaron de pagar 8 a 30 pesos y los camiones, dependiendo de la cantidad de ejes que tengan y de la hora de paso (el pico es, en dias hábiles, entre las 8 y 10 de la mañana hacia Buenos Aires y de 18 a 20 en sentido a Rosario), pasaron a pagar 18 pesos los de menor porte y hasta 75 pesos los más grandes.

En el peaje de General Lagos el tránsito ayer era normal, aunque el clima se respiraba tenso. "Este es el cambio que votaron", se escuchaba gritar ayer a algún conductor reactivo al incremento. Pero las protestas no pasaron de los gritos o atropellos a las vallas: el libro de quejas del puesto de General Lagos no registraba ayer a la tarde objeciones por escrito a la suba, según trascendió desde la estación.

"Hay mucha mala onda y nosotros no tenemos la culpa. A mí me insultaron y todas las quejas lo nombraban a Macri, Macri y Macri. Algunos conductores se negaron a pagar y también se dio que varios camioneros 'decían' que no llegaban con el dinero. Hubo también varios casos de violación, por lo que habia que cambiar la barrera a cada rato", contó Eugenia, luego de cumplir su horario de cobro dentro de la cabina.

"A todos los que no quisieron o no pudieron pagar se los dejó pasar por hoy, pero no sabemos qué decidirá la concesionaria sobre la política a adoptar en adelante ante estos casos", comentó otro empleado de Cinco Vial.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario