..

Incendiaron automóviles y oficinas de la cerealera Dreyfus en conflicto con camioneros

Las demoras de hasta dos días para descargar originaron el enojo de los camioneros, que se enfrentaron a piedrazos. Aseguran que también hubo disparos. Hubo daños totales en la zona del caladero, tres autos incendiados y un móvil policial destruido.

Martes 28 de Abril de 2015

Un incendio que habría sido provocado de manera intencional se desató en la cerealera Dreyfus, en medio de un conflicto entre camioneros que aguardaban para descargar y la Policía, que habría intentado desalojar los piquetes y las protestas y finalmente se produjo un enfrentamiento que incluyó balazos y pedradas.

Mientras el fuego consumía automóviles y un edificio de la empresa al menos desde las 19, los bomberos recién pudieron comenzar su trabajo dos horas después, cuando la Policía les dio garantías para su seguridad.

Según relataron algunos camioneros apostados en la extensa fila sobre la ruta provincial 21, cerca de las 18 se enardecieron las protestas por las largas demoras en descargar, que en muchos casos superaban las veinte horas de espera y algunos aguardaban desde hacía 48 horas. Mientras organizaban un piquete y cuando comenzaban las peleas con los encargados del proceso de control de camiones previo a las descargas, la Policía irrumpió e intentó desalojar a los manifestantes.

Según narraron los propios camioneros, personal policial realizó algunos disparos y la situación se salió de control. Mientras los choferes apedreaban a los uniformados, al menos tres autos de la portería aparecieron incendiados.

Bomberos de Arroyo Seco que se aprestaban a ingresar al predio señalaron que acudieron al lugar cuando recibieron el alerta sobre "dos o tres vechículos" que se incendiaban en la planta de Louis Dreyfus Commodities. Sin embargo, no ingresaron ya que fueron agredidos a piedrazos. Recién pasadas las 21, la Policía garantizó la seguridad de los bomberos, que poco después de las 22 ya tenía controlado el foco ígneo.

Muchos trabajadores permanecieron aislados en sus oficinas a la espera de que los bomberos controlaran las llamas y se calmaran los ánimos.

El incendio provocó daños totales en la zona del caladero, en tanto que al menos tres autos fueron incendiados y un móvil policial resultó destruido.

Participaron del operativo para combatir el fuego unas cincuenta personas, entre ellos bomberos de Arroyo Seco, zapadores de Rosario, y personal de Villa Gobernador Gálvez y Villa Constitución.

Los camiones, que esta noche ya eran entre mil y 1.500, quedaron varados en la ruta con la carga.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario