..

Imputan a un policía por privación ilegítima de la libertad de un joven

El agente es de Villa Cañás, y también está denunciado por la madre de la víctima de abusar de ella. La Fiscalía de Venado Tuerto ordenó su detención y se lo apartó del cargo.

Jueves 01 de Octubre de 2015

Un policía de Villa Cañás fue imputado y pasado a disponibilidad acusado de privación ilegítima de la libertad de un muchacho de 23 años. El Ministerio Público de la Acusación de Venado Tuerto ordenó la detención del agente, a quien además se abrirá un sumario interno para determinar si se lo aparta definitivamente de la fuerza. Mientras tanto, el MPA investiga al mismo policía por el presunto abuso sexual de la madre del joven, quien denunció al uniformado de acosarla sistemáticamente y hasta abusar de ella bajo amenaza de mandar a su hijo "a la alcaidía de Melincué".

Entre otras graves irregularidades, el policía en cuestión habría emitido una orden presuntamente apócrifa —todo es objeto de investigación— emanada del fiscal general Alejandro Sinopoli para que el joven comparezca en la comisaría de Villa Cañás en carácter de imputado por un robo, cuando se lo debía citar como testigo, aunque el chico asegura que no presenció ningún hecho delictivo (ver aparte).

El delito que se le achaca al policía tendría una pena mínima de diez años, con lo cual su pase a disponibilidad es automático, afirmaron a LaCapital fuentes de la Secretaría de Control de las Fuerzas de Seguridad, que conduce Ignacio Del Vecchio.

Grave denuncia. Todo comenzó cuando Claudia Rosana B., de Villa Cañás, se presentó en la Fiscalía de Venado Tuerto para denunciar que fue obligada a mantener relaciones sexuales con un policía de esa localidad a cambio de que a su hijo no lo trasladaran a la alcaidía de Melincué acusado de cometer un delito. La mujer asegura que su hijo nunca estuvo imputado de ningún ilícito, y que "ni siquiera ha sido testigo de algún hecho". Y narró el supuesto calvario que vienen sufriendo tanto ella como su hijo Joaquín V. desde noviembre de 2014.

La mujer relató que a fines de noviembre del año pasado recibió en su casa una citación policial firmada por el agente Raúl A., de la comisaría de Villa Cañás. "Fui con Joaquín a ver qué pasaba y lo dejaron detenido tres horas. Y no me dijeron por qué", contó.

Siempre de acuerdo al testimonio de la mujer, el agente le dijo que su hijo estaba acusado por un robo, lo que ella negó tajantemente. "Ese día mi hijo estaba conmigo en mi casa", aseguró Claudia B., y narró que el policía le dijo que el hijo quedaba detenido e incomunicado. Pero fue más allá y denunció que el agente le propuso "arreglar esto en 20 minutos" si recibía sus favores sexuales. Ella se negó y el joven fue liberado al rato.

Luego, la víctima narró con lujo y detalles —algunos escabrosos—cómo, en los días posteriores, fue sistemáticamente acosada por el policía, quien finalmente la habría obligado a mantener relaciones sexuales con él en un motel. Todo esto hasta el el 24 de septiembre pasado, cuando su hijo "recibió una citación firmada por el mismo policía para que se presentara en carácter de imputado a la comisaría de Villa Cañás. Al día siguiente aparecieron tres patrulleros con un hombre de traje. Los policías y este hombre de traje revisaron todo el patio y se fueron".

Ante la Fiscalía. Ante ese hecho, Claudia Rosana B. se presentó el 25 de septiembre a la Fiscalía de Venado Tuerto a preguntar por la citación de Joaquín, ya que tenía miedo de hablar en la comisaría de su ciudad. Aunque aclaró que la conducta del resto de los uniformados de la comisaría siempre fue correcta, afirmó: "Nunca pude denunciar esto ante el comisario u otros oficiales por el miedo que tenía y que tengo".

Ese mismo día —según el relató de la mujer de 43 años— "la asistente social de la Fiscalía llamó a la Comisaría de Villa Cañás para saber el por qué de la citación como imputado, y le dijeron que se habían equivocado; que era testigo de un robo. "Yo le dije a la asistente que mi hijo no estuvo presente en ningún robo y tampoco fue testigo de nada".

Frente a estas irregularidades, el MPA mandó las actuaciones a Asuntos Internos, ordenó la detención del agente, al que se imputó por privación ilegítima de la libertad.

Mientras tanto, el fiscal Mauro Blanco, a cargo de la causa, espera contar con más elementos para tomar medidas respecto de la denuncia de la mujer por abuso sexual, para lo cual ordenó algunas diligencias. No obstante, y ante la gravedad de lo denunciado, tomó medidas inmediatas sobre la privación ilegítima de la libertad del muchacho.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS