La Región

Imputan a un docente por una amenaza de bomba

La Fiscalía y la policía dieron con el teléfono desde donde partió el llamado intimidatorio al Instituto San Pablo del 24 de noviembre pasado.

Miércoles 06 de Diciembre de 2017

Un docente del Instituto Superior San Pablo, de Villa Constitución, fue imputado ayer en los Tribunales de esa ciudad por una falsa amenaza de bomba ocurrida el 24 de noviembre pasado. Tras la conmoción que causó la llamada telefónica anónima se dio curso a una investigación que sorprendió a la comunidad educativa del establecimiento al determinar que la intimidación había partido de un teléfono celular a nombre de un maestro que durante este año venía cumpliendo tareas como reemplazante.

Según informaron a LaCapital desde el Ministerio Público de la Acusación (MPA), el 24 de noviembre pasado, a las 7.30, un preceptor del Instituto San Pablo de Villa Constitución recibió un llamado telefónico anónimo diciendo que había una bomba en el colegio.

A partir de ese momento, se activó el protocolo de evacuación e intervinieron fuerzas de seguridad que constataron que se trataba de una amenaza de bomba falsa.

La investigación posterior quedó a cargo de la fiscal Valeria Pedrana, en conjunto con la Policía de Investigaciones (PDI), se realizaron las primeras medidas investigativas, fundamentalmente se solicitaron las comunicaciones entrantes y salientes del colegio en el rango horario en que se había efectuado el llamado.

Así, se logró dar con el número telefónico de la que partió el llamado y se estableció que pertenece a un docente de la institución, identificado por las iniciales F. G., que daba clases en el área de Carpintería.

El maestro fue imputado ayer en una audiencia judicial por el delito de intimidación pública, y se dispuso que permanezca en libertad. Desde Fiscalía indicaron que el docente es un reemplazante de otro y no integraba la planta permanente de la institución. También se indicó que continuarán realizándose las pericias correspondientes sobre el celular de donde está sindicado que salió la llamada.

Al dar con el titular de la línea telefónica desde donde se hizo la amenaza, efectivos de la PDI conducidos por el comisario Eduardo Ramús allanaron ayer, a las seis de la mañana, un domicilio de barrio Talleres donde reside F. G., de 24 años de edad y que se desempeña como profesor de carpintería desde marzo.

En declaraciones a Diario El Sur, Ramús indicó que tomaron conocimiento del hecho por la denuncia que radicó el director del colegio secundario, Oscar Delmédico, en la Fiscalía.

"Entrevistamos al preceptor que recibió la llamada y al director, quienes mostraron mucha predisposición e interés que se logre establecer el hecho", explicó el jefe policial, quien explicó que como parte de la investigación se pidió un listado de llamadas a la empresa Telecom, a la que pertenece el fijo de la escuela.

"Desde allí se nos brindó una información de un número telefónico celular que había realizado el llamado en el rango horario que la persona que recibió el llamado nos había aportado, alrededor de las 7.30. Este teléfono celular era de la empresa Personal, a la cual se solicitó la información y nos arrojó una titularidad, es decir el apellido y el nombre de quien sería el titular de la línea que hizo ese llamado en ese horario", resumió Ramús.

Sorprendidos

Pero todavía restaba el dato más sorprendente: "Continuando con la investigación nos constituimos nuevamente en la escuela San Pablo, a los fines de ver si había algún alumno que coincidiera con estos datos, y nos dicen que hay un docente de la escuela que coincide con el apellido del titular de la línea. Se continúa investigando y se allana hoy (por ayer), en horas de la mañana con resultado positivo en cuanto al secuestro del teléfono celular del que se había realizado el llamado y la detención de este docente", señaló el efectivo de la PDI.

La amenaza de bomba del 24 de noviembre puso en acción el protocolo de seguridad que incluyó la evacuación del colegio y del que tomaron parte efectivos de la Brigada de Explosivos de la policía provincial. En esa oportunidad, el inspector Leandro Farina, jefe interino de esa unidad especial y subjefe de la comisaría 5ª de Empalme Villa Constitución, había señalado a la prensa que "hace unos dos años que no teníamos este tipo de problemas".

También había dado cuenta de que el director del establecimiento informó al personal policial que ese viernes estaban previstos exámenes en tres cursos, por lo que manifestó: "Estimamos que es lo mismo que está pasando en la ciudad de Rosario, una falsa alarma para evitar un examen".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario