..

Hinchas de River juntaron fondos para el bombero de Sanford

Es el joven que trabajó durante las inundaciones y él mismo perdió todas sus pertenencias. La solidaridad llegó desde la pasión futbolera.

Miércoles 23 de Septiembre de 2015

Los integrantes de la filial Rosario del Club Atlético River Plate (CARP) quedaron conmovidos, como cualquier ser humano sensible, con la historia de un bombero de Sanford, Darío Fabretti, quién perdió todos sus bienes por anteponer su vocación de ayudar a los demás a sus problemas personales durante la inundación que recientemente asoló a esa localidad de la ruta 33 y decidieron ayudarlo, aun sin saber, dicen ellos, que estaban ante un fanático seguidor de la divisa millonaria.

La entidad que nuclea a los riverplatenses en Rosario funciona en una oficina alquilada del club Sportivo América, en calle Tucumán al 2100. Entre los objetivos de las filiales está el de proveer de entradas a los partidos a sus seguidores y organizan reuniones sociales para la parcialidad, pero también —y está entre sus obligaciones estatutarias— deben cumplir con una cuota de acciones solidarias.

Todo indicaba que la ayuda de los riverplatenses esta vez iba a derivarse hacia la localidad de Salto Grande, también afectada por el agua, pero la difusión alcanzada por las acciones del bombero Fabretti y la particular situación que atraviesa uno de sus hijos, el pequeño León, hicieron que rápidamente la mira de la entidad apuntara a Sanford.

Alberto Curado, uno de los responsables de la filial Rosario de River, señaló, en diálogo con LaCapital, que "tenemos libertad de elegir qué obra benéfica queremos hacer, pero por cada acción debemos rendir cuenta a la sede central en Buenos Aires", explicó este riverplatense que se mueve en el ambiente bursátil de la ciudad.

"Un tipazo". "Darío es un tipazo -reflexionó- y cuando volvíamos de Sanford no podíamos dejar de reflexionar sobre sus acciones. El no nos dijo nada, pero según supimos, cuando ya sus hijos y su mujer habían partido para Casilda, él, que ya había ayudado a todos, priorizó salvar los bienes de sus suegros y recién después los suyos, porque «ellos son más pobres que yo», dijo", recordó Curado.

El hincha millonario sostuvo luego que la suma recaudada fue entregada al bombero en el mismo cuartel de la localidad en un clima de gran emoción. "No le quitamos el pecho a las balas y entre las cosas que nos propusimos está el ir a llevarle juguetes y golosinas a los chicos de la escuela de la isla El Espinillo; también juntamos cosas para mandar a Salta cuando fueron las inundaciones", recordó.

La historia. Darío Tute Fabretti es albañil y bombero voluntario y la suya es posiblemente la más emblemática de las historias que vivieron durante las inundaciones de Sanford por lo menos otros diez bomberos voluntarios que trabajaron durante varios días.

El caso de Darío alcanzó difusión nacional y luego que se supo que había perdido todas sus pertenencias, su situación trascendió en muestras de solidaridad. Pero el gesto más conmovedor fue el de la médica María Verónica Mauri que, al enterarse de la situación del servidor público por la TV y que su hijo León, de sólo un año y cuatro meses, sufría un extraño problema de salud, se ofreció para tratarlo gratuitamente en el Hospital de Niños de La Plata Sor María Ludovica, donde a principios de este mes fue atendido por primera vez.

Ante la inundación, Tute Fabretti no dudó en subir a una camioneta junto con otros bomberos a ayudar, pero al volver a su casa se encontró con la desagradable sorpresa que estaba comenzando a inundarse, por lo que ante los os riesgos que corría su hijo, decidió mudar a su familia temporariamente a Casilda, donde puso a resguardo a su esposa Verónica y sus hijos León y Gianella.

Su conmovedora historia, que recorrió el país con una amplia difusión, también tuvo como principal recompensa que su nene esté recibiendo la debida atención.

"Aunque parezca una película, lo que nos está pasando es real y muy emocionante", dijo entonces el bombero tras haber llevado por primera vez, junto a su esposa, a León al hospital platense para arrancar con un tratamiento médico que llevará unos meses. "Tenemos las mejores expectativas", dijo Fabretti, para luego resaltar que seguirá viviendo en Casilda hasta que termine de reacondicionar su casa en Sanford.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS