Ovación

Hamilton, el más grande... después de Fangio

Lewis Hamilton superó a Schumacher en victorias y lo puede alcanzar en títulos el domingo, pero el Chueco siempre seguirá siendo inalcanzable

Domingo 25 de Octubre de 2020

No se trata de crear una rivalidad de argentinos contra ingleses, o contra alemanes. Las comparaciones son muchas veces odiosas, pero también inevitables. El aval de este análisis lo dio el gran protagonista, supuestamente perjudicado, cuando hace unos días dijo que no habrá nadie igual a Juan Manuel Fangio. Sí, ni bien alcanzó a Michael Schumacher en la friolera de 91 victorias en la F-1 hace 15 días en Nurburgring, Lewis Hamilton no tenía empacho en decirlo, en reconocer al Chueco como el mejor de todos los tiempos pese a que sus números parecen menores. Pero sólo parecen. El balcarceño es inalcanzable en sus porcentajes y ni siquiera varió con el día de gloria que vivió el domingo el inglés en Algarve.

Como en tantos de sus 92 triunfos, Hamilton humilló a sus rivales en el Gran Premio de Portugal. Hasta hizo récord de vuelta a tres giros del final. Le sacó 77 puntos a su compañero Valtteri Bottas, que hace las veces de Rubens Barrichello con Michael Schumachaer, aunque intenta lo contrario y no le sale. Restan 125 unidades. Hasta podría obtener su séptimo título mundial el próximo domingo en el Enzo y Dino Ferrari de Imola si vuelve a ganar y el finlandés sale del 9º puesto para atrás. Además, seguramente en el GP de Emilia-Romaña, Mercedes se quedará con el título de constructores cuatro carreras antes del final.

Después de que algunos señalaran que se estaba relajando por encabezar la lucha contra el racismo y hacer pintar las Flechas de Plata de negro, tras el triunfo de Bottas en Austria empezó a arrollarlo, a él y a todos, para seguir batiendo todos los récords. Ayer dejó atrás definitivamente a Schumacher con 92 victorias y probablemente nadie lo alcanzará jamás. Pronto igualará al alemán en títulos y, con 35 años, tiene plafón para superarlo también. Pero lo dicho, a Fangio tampoco hay con qué darle.

Pero lo dicho, a Fangio tampoco hay con qué darle.

Pero lo dicho, a Fangio tampoco hay con qué darle.

No hace falta ser muy detallista para decir que los pilotos de la época del argentino tenían mucho mayor incidencia sobre los autos que en estos tiempos, donde a veces se duda si el que conduce es el piloto o los ingenieros de pista desde sus computadoras. También que las condiciones de seguridad eran absolutamente precarias y que por lo tanto valía mucho más su talento para evitar desenlaces indeseados. En las 14 temporadas de Hamilton hubo una sola muerte en la Fórmula 1, la del francés Jules Bianchi en Suzuka 2014. El Chueco en cambio vio morir a 13 pilotos en sus 8 temporadas, entre GP puntuables y no, incluida la de otro argentino, la de su apadrinado Onofre Marimón, primera víctima del anillo endiablado de Nurburgring.

fangio.jpg
Llega Fangio a la bandera a cuadros en Nurburgring y consigue su 5ª título mundial en el 57. Fue el más grande  de todos.

Llega Fangio a la bandera a cuadros en Nurburgring y consigue su 5ª título mundial en el 57. Fue el más grande de todos.

Las carreras de la primera época eran de larga duración y un verdadero infierno. Para tener una idea, basta decir que Fangio ganó el primero de sus tres GP en Argentina después de más de tres horas de carrera un 17 de enero de 1954, con más de 40º grados de sensación térmica y casi 60º en pista. Ni casco tenían y por muchos días les quedaban en el rostro expuesto al sol las marcas de las antiparras.

Pero era lo que era. Hamilton, como antes Schumacher, no tienen la culpa de ello ni de que se haya evolucionado tanto que para hacer un sorpasso ahora sea necesario darle un plus de potencia al auto con el DRS, si no es imposible. Lo que cuentan entonces son las conclusiones objetivas. Y amén de un estudio que salió la semana pasada del semanario The Economist, tan inglés como Hamilton, que habló de la supremacía del Chueco, los números también dicen lo mismo.

Como se refleja en la infografía que acompaña esta nota, Fangio supera a Hamilton (y ya lo había hecho con Schumacher también) en todos los rubros en porcentajes de triunfos, pole position, récord de vueltas y podios en relación a carreras disputadas. También en títulos en relación a temporadas corridas. Y sólo en el ítem podio Lewis es capaz de alcanzarlo.

El balcarceño debutó en la F-1 próximo a cumplir los 39 años. Hamilton recién tiene 35. El Chueco se retiró a los 46, Schumacher lo había hecho a los 43, Lewis tiene cuerda para rato para seguir alimentando su mito como el más grande... después de Fangio.

Embed

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario