..

Funes busca ordenar los nuevos emprendimientos inmobiliarios

La explosión urbanística de esta ciudad con la aparición de nuevos emprendimientos inmobiliarios se topó ahora con un parate: el municipio tomó la decisión de no otorgar más excepciones a la norma que regula la urbanización de las tierras, y advirtió incluso que impondrá el cumplimiento de toda la normativa respecto al impacto ambiental de los futuros proyectos.

Domingo 15 de Abril de 2012

 Funes.- La explosión urbanística de esta ciudad con la aparición de nuevos emprendimientos inmobiliarios se topó ahora con un parate: el municipio tomó la decisión de no otorgar más excepciones a la norma que regula la urbanización de las tierras, y advirtió incluso que impondrá el cumplimiento de toda la normativa respecto al impacto ambiental de los futuros proyectos. La idea no es que se caiga ninguno de los existentes, pero sí, en palabras de la intendenta Mónica Tomei, se busca "ordenar el jardín".

La determinación tiene un antecedente inmediato. "El 90 por ciento de las urbanizaciones son producto de excepciones a una ordenanza, que data del año 84", tal cual lo manifestó a LaCapital la intendenta, quien al igual que al Concejo Municipal de esa ciudad se pronunció por el firme cumplimiento de una normativa que regula la urbanización de las tierras. La actitud generó algo más que inquietud entre los empresarios inmobiliarios. La mandataria aclaró que "las urbanizaciones que ya estén en desarrollo deberán cumplir con las leyes nacionales y provinciales de cuidado del medio ambiente".

La situación tiene su correlato en Roldán, donde a diferencia de Tomei, recientemente el intendente Pedretti salió a criticar a las autoridades provinciales que se pronunciaron contra la continuidad de algunas iniciativas inmobiliarias -entre las que se cuentan loteos y barrios abiertos y cerrados cercanos- cuyos responsables no cumplieron con todos los requisitos exigidos en la legislación provincial.

Infraestructura. La titular del Ejecutivo expresó que la ordenanza que regula el uso del suelo en Funes marca, entre muchas otras cosas, que las calles tengan continuidad en la traza urbana. "Muchas urbanizaciones se hacen en campos que rodean a la ciudad. Ahora se están incorporando a la traza urbana, y hay que considerar el impacto ambiental. Antes se hacían estudios hídricos para determinar que no se tratara de terrenos inundables, y eso parecía suficiente para iniciar una urbanización. Pero no se pensaba en el desarrollo a 15 o 20 años. No se tuvo en cuenta, por ejemplo, cómo iba a ser la relación y la continuidad con Rosario, qué se hacía con la basura -que no es cuestión de recolección, sino también de disposición final-, ni cómo se hacía con el abastecimiento de energía y agua potable y el servicio de cloacas".

Tomei señaló además con preocupación: "No tenemos escuelas para 30 mil familias más. Ya los chicos tienen que ir a pueblos vecinos. También en algunos loteos no se tuvo en cuenta el arbolado y se trasladaron especies que no tienen nada que ver con la flora de la zona".

En su edición del pasado viernes LaCapital informaba sobre la clausura, por parte de la provincia, del parque náutico Tierra de Sueños en Arroyo Seco, mientras trascendía se conocían denuncias de irregularidades en las ventas de otras organizaciones, mientras la Secretaría de Medio Ambiente de la provincia advertía a los emprendedores que tenían que realizar los estudios de impacto ambiental.

En Funes, otro proyecto frustrado es el de la Cooperativa de Vivienda Rosario, que meses antes de que Tomei asumiera su cargo adquirió dos manzanas para desarrollar 64 casas. "El problema es que si ponés un loteo al lado del otro, tenemos que bajar el metraje, que es lo que ocurrió con esa cooperativa", indicó la mandataria. En otro plano, trascendió que esta cooperativa, ante la negativa a otra excepción, habría replanteado su proyecto pero sin poder todavía satisfacer plenamente las exigencias.

Ordenando el jardín. En una clara apuesta al tema medioambiental, Tomei destacó que cuando se pensó en cada urbanización se lo hizo de individualmente y no se tuvo en cuenta lo global. "Nosotros decidimos que estamos ordenando el jardín. Estamos trabajando con Medio Ambiente de la provincia, con los emprendedores y con el área de Planeamiento municipal creada por nosotros. También tenemos una Dirección de Medio Ambiente que interviene en estos casos. Tenemos reuniones todas las semanas con los emprendedores, y la verdad es que la mayoría responde. Dentro de pocas semanas vamos a entregar un sello de «emprendimiento sustentable». Al que cumpla con la normativa, se le entregará este sello que le permitirá vender mejor". Insistió luego la intendenta en que la intención es que "no caiga" ningún emprendimiento. "Sólo decimos que cumplan con la iniciativa, lo que no es tan difícil".

Otro de los emprendimientos que no tuvo eco en el municipio funense fue el de Estancia La Polola, un proyecto presentado por el arquitecto rosarino José María Marchetti que consistía en urbanizar 380 hectáreas, y que amagaba con convertir a Funes en una ciudad satélite del proyectado emprendimiento, el que incluía escuelas propias, hoteles y museos con una inversión de más de 100 millones de dólares. En palabras de Tomei, "un loteo de esas características era directamente una ciudad nueva". Por eso ahora se estudia la posibilidad de que sean pequeñas chacras, espacios de 5 mil metros cuadrados para cada propiedad. "Funes siempre fue una zona de quintas, con terrenos grandes, y no queremos que eso se pierda", dijo Tomei.

En la actualidad hay 21 emprendimientos urbanísticos, y ningún pedido nuevo, aunque sí muchas consultas. "Es que ahora están haciendo lo que debieron hacer siempre: venir, consultar y tener en cuenta la normativa vigente para poder encarar estos grandes proyectos", remató la intendenta.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario