..

Familiares de un paciente agredieron y al personal del Hospital Baigorria

Luego del ataque, el personal médico del nosocomio resolvió atender exclusivamente las urgencias debido a la inseguridad y en demanda de la presencia de dos policías que habían acordado con las autoridades y que no estaban.  

Martes 15 de Marzo de 2016

Familiares de un paciente que llegó pasado el mediodía a la guardia del hospital Eva Perón, de Granadero Baigorria, amenazaron y agredieron verbalmente al personal médico y de seguridad del nosocomio, motivo por el cual el personal médico resolvió restringir la atención y reducirla "exclusivamente las urgencias". 
 
Desde el hospital denuncian que no estaban los dos efectivos policiales que habían acordado en diciembre último con los representantes de la Policía Comunitaria y el Ministerio de Seguridad provincial, luego de varias reuniones.  
 
El hecho ocurrió en las primeras horas de la tarde, luego de que dos familiares de un paciente, que llegó con un dolor abdominal a la guardia, pero que "no era una urgencia", exigieran la atención inmediata y agredieron al personal de seguridad privada que había en el lugar. 
 
"Los familiares llegaron exigiendo atención y amenazando al personal profesional y agrediendo al personal de seguridad privada", relató Pablo Sánchez, de AMRA en diálogo con LT 3, quien además sostuvo que "después de las reuniones que mantuvimos sobre fin de año creíamos que la situación estaba resuelta. Pero incumplen una vez más con la presencia de los dos efectivos que policiales que habíamos acordado con las autoridades". 
 
"Pasado el mediodía, ingresa un paciente con un dolor abdominal a la guardia, con dos familiares muy agresivos exigiendo la atención inmediata del paciente, patean y rompen la puerta de acceso a la guardia, donde habíamos acordado que hubiera un policía, sumado a que tampoco estaba el que tenía que estar en el Destacamento. Solo estaba la seguridad privada, la agreden y llegan hasta el office de los médicos, los amenazan verbalmente y la situación no se llega a calmar en ese momento, al punto que debe participar personal de mantenimiento para sacar a los familiares. Fue una situación muy compleja, con momentos de mucha tensión", argumentó Sánchez, quien recordó que en su momento hasta el gobernador Miguel Lifschitz se había preocupado por esta situación. 
 
"Por suerte no pasó nada grave, pero no sabemos cuando puede pasar algo y que se supere la agresión verbal", recalcó, al tiempo que sostuvo que "ahora esperamos que haya medidas inmediatas y que nos puedan garantizar la seguridad de los profesionales". 
 

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario