La Región

Expusieron en Casilda proyectos de ley de transporte

Los diputados y el secretario provincial del área mantuvieron una reunión en el Concejo Municipal con usuarios, vecinos y autoridades

Miércoles 13 de Diciembre de 2017

Los diputados provinciales Claudia Giaccone y Julio Eggimann, y el subsecretario de Transporte Automotor de la provincia, Héctor Zanda, estuvieron ayer en una reunión en el Concejo de Casilda donde expusieron sobre los proyectos en danza de una nueva ley de transporte. Hoy existen tres iniciativas de legisladores y otra del Poder Ejecutivo, de las cuales se espera se pueda consensuar un único texto. El encuentro, que fue abierto a la comunidad, también sirvió para que los usuarios pudieran plantear su opinión sobre el servicio en el corredor de la ruta 33 que reemplazó a la caducada Monticas, luego de la tragedia del 24 de febrero pasado cuando murieron 13 personas.

Los legisladores justicialistas del bloque Juntos Por Santa Fe dieron a conocer el proyecto que elaboraron. En Diputados también hay una iniciativa del bloque Cambiemos, del hoy edil rosarino Rodrigo López Molina, y otro del Poder Ejecutivo. El Senado, en tanto, dio media sanción a un proyecto del senador Rubén Pirola (PJ-Las Colonias).

La tragedia de febrero desnudó deficiencias en el sistema, como por ejemplo que la mayoría de las empresas operan con permisos precarios, tal como era el caso de Monticas. También que la ley vigente, que data de 1935, es obsoleta.

"Teníamos tres proyectos en la comisión de Transporte. Uno nuestro, otro de Cambiemos y otro del Ejecutivo. El senador Pirola también propuso el suyo y todos serán puestos a consideración de los usuarios para elaborar mejor una norma", apuntó la casildense Giaccone. "Pensamos que se van a aunar entre todos para tener un solo proyecto, y esto lo abrimos a la participación y las propuestas que tengan todos los usuarios y toda la sociedad", añadió.

Zanda explicó que "el proyecto del Ejecutivo trata de subsanar inconvenientes que surgen de no considerar nuevos servicios como pre y post aéreo, remises y transporte escolar interjurisdiccionales, establecer espacios de reclamos de usuarios". Añadió que también se avanzará en "las concesiones, los derechos y obligaciones de las empresas, lo que le dará una mayor legalidad al sistema y una seguridad jurídica como para endeudarse ante un banco por ejemplo".

En el caso de la caducidad de las concesiones por incumplimientos del servicio, por ejemplo, dijo que "proponemos la participación de los usuarios y las multas, y una progresión que va desde una intimación hasta llegar a la caducidad".

La oficina de la discordia

El funcionario provincial se mostró incómodo ante el planteo de los casildenses de que la oficina de reclamos en la Terminal local no funciona como los usuarios desearían. "La oficina esté funcionando, de mañana estamos con gente del municipio entregando la Tarjeta Sube, los inspectores están todos los días en la Terminal, en las plataformas, lo que obviamente no está abierta las 24 horas. Además hemos dispuesto para reclamos una página en Internet, y en las boleterías las empresas tienen el libro de quejas que revisamos diariamente", aseveró molesto. Y aclaró que "el personal permanente para Casilda ya está seleccionado: serán dos inspectores que estarán en el horario de mayor atención de público".

En la reunión en el Concejo también estuvieron Roberto Quinteros, Juan Manuel González y Tomás Morales, integrantes de la "Comisión de usuarios autoconvocados de Casilda por un transporte seguro". El grupo contradijo al funcionario provincial respecto de la oficina de reclamos y denuncias. "Nuestra bandera tiene tres ejes: uno es la oficina de reclamos que hoy está, pero sólo tiene un escritorio y dos sillas de plástico, así no nos sirve de nada. Tampoco vemos personal trabajando en la oficina en cuanto a lo que transporte refiere. No hay ni siquiera un lugar para que un usuario pueda ser atendido. De la oficina que estaba comprometida para el 12 de septiembre aún no vemos nada", resumió Morales.

En diálogo con LaCapital, Morales señaló que en la reunión con los diputados y Zanda "no se tocó el tema de la oficina en Casilda, y nosotros como interesados lo planteamos a ver qué pasa, porque era el compromiso inicial y se hicieron un poco los sordos".

Más seguros, por más comodidad

En cuanto a la situación en el corredor, Morales opinó que "con la empresa UTE 33/9 —que se hizo cargo de los servicios de Monticas— mejoró en cuanto a la seguridad, nadie está exento de padecer un accidente, pero como los coches son todos cero kilómetro, ese aspecto está bien cumplido". En cambio, planteó que "lo que vemos es que no es un servicio acorde a la comunidad y la distancia, ya que los amarillos son casi micros urbanos, y no tiene lugar cómodo para el equipaje porque no son de larga distancia".

Ejemplificó que "si comparo un 33/9 y uno de (la empresa) La Verde, por la misma tarifa, el mejor es el segundo porque son coches semicama, tienen baulera para equipaje, acá hay muchos usuarios que son estudiantes que vuelven los viernes con bolsos y valijas", recordó. La referencia era para los ómnibus que hacen el servicio Rosario-Casilda exclusivamente. Diferentes son las unidades pintadas de blanco de la 33/9 que prestan servicios interprovinciales, que también incluyen el trayecto Rosario-Casilda, pero que representan una minoría de las frecuencias.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario