..

Estupor por otro abuso en el norte provincial: quedó libre y volvió a violar a su hija

Al aberrante caso de un padre violador que fue excarcelado y reincidió, se suma ahora otro de una adolescente ultrajada por un allegado, al que conocen como "el monstruo".

Sábado 27 de Junio de 2015

Mientras en la provincia y, principalmente el norte provincial, crece el estupor por el caso de un padre en Vera que estaba preso por violar a su hija de 14 años, fue excarcelado por el juez y cuando salió volvió a ultrajarla en un descampado, se conoció ayer otro caso igualmente triste de abuso sexual. Otra nena de 14 años, oriunda de Avellaneda, abortó en el Samco de Renconquista el feto gestado a partir de una violación que no se animó a denunciar ni a sus familiares y por la que intentó suicidarse en dos ocasiones.

   El alerta de las docentes de la escuela a la que concurría la menor fue crucial. Objetaron un exponencial cambio en su carácter y hábitos. Advertida la madre, logró que su hija revelara el calvario que soportaba en silencio pese a su corta edad: un allegado a la familia, albañil de 38 años, que está detenido pero cuya identidad no trascendió, la había violado y ella estaba embarazada.

   Según contó la madre de la menor en el programa radial Reconquista Hoy, el “monstruo” como llama al violador de su hija comenzó a violarla en enero de este año y la vida de la nena comenzó a cambiar notablemente, en casa y en la escuela. El drama afectó tanto a la niña que dos veces intentó suicidarse: en una ocasión ya estaba colgada cuando lograron salvarla.

   El miércoles pasado fue la audiencia imputativa y anteayer la de prisión preventiva, ambas secretas “para resguardar a la menor”. Y el nombre del imputado fue celosamente guardado por las autoridades judiciales. La madre dijo que el hombre traicionó su confianza, tanto que lo consideraba “como de la familia”. Reveló que el embarazo fue interrumpido con un aborto en el hospital porque era un hijo no deseado producto de una violación.

Preso otra vez. En tanto, se disparó la polémica en torno al caso de Manuel Alcides Díaz, el padre de 51 años de la localidad de Vera que violó a su hija hasta que fue denunciado por la madre de la niña. Cayó detenido, pero al ser excarcelado, nuevamente buscó a su hija, la atrapó en un terreno baldío y otra vez la sometió sexualmente.

   El hombre volvió a ser apresado y, ayer, el mismo magistrado de la Investigación Penal Preparatoria que le había dado la excarcelación, Gustavo Gon, le dictó la prisión preventiva. Fue en el marco de una audiencia de prisión preventiva en la ciudad del norte provincial y que se extendió por más de tres horas. El fiscal regional Eladio Gacía adelantó que en los próximos días se presentará la acusación contra el imputado y se solicitará el juicio oral y público.

   Díaz había sido imputado este jueves por abuso sexual con acceso carnal agravado por el vínculo, debido a que la víctima es una de sus dos hijas, una adolescente de 14 años, y a quien “seguiremos acompañando y también a su grupo familiar, con con nuestro equipo interdisciplinario, y también con las instituciones que abordan estas situaciones y que tienen convenios en conjunto”, dijo García.

   La madre de la niña se quejó de que “en el norte no hay Justicia para los pobres” y hasta el fiscal general, Julio De Olazábal, dijo que “la Justicia penal tiene un déficit legislativo. No se dictó una ley de protección de víctimas y testigos. Lo que hizo el juez fue dictar una medida que no fue eficaz. Por ser un empleado del Servicio Público de la Defensa, el juez entendió que cumpliría con la orden de no acercarse a la chica pero no fue así”.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS