..

Estudiar y trabajar en un medio adverso

Un caso emblemático es el de la Escuela Nº 6.047 de Cañada Ombú, donde funciona desde principio de este ciclo la Escuela de Enseñanza Media Nº 503 dirigida por el profesor Gustavo Manattini. Inmersa en una zona donde los establecimientos rurales se dedican a la cría de ganado, a la explotación de la madera y de hornos de carbón, se agregan condicionamientos particulares que dificultan el óptimo funcionamiento de la escuela.

Domingo 27 de Julio de 2008

Un caso emblemático es el de la Escuela Nº 6.047 de Cañada Ombú, donde funciona desde principio de este ciclo la Escuela de Enseñanza Media Nº 503 dirigida por el profesor Gustavo Manattini. Inmersa en una zona donde los establecimientos rurales se dedican a la cría de ganado, a la explotación de la madera y de hornos de carbón, se agregan condicionamientos particulares que dificultan el óptimo funcionamiento de la escuela.

"Los chicos faltan a clase porque ayudan a sus padres en el trabajo y a buscar agua", explicó Manattini a LaCapital y enfatizó que "este año la presión que impone la sequía sobre los ganaderos acrecienta el movimiento de los rodeos y por lo tanto requieren más mano de obra con una directa incidencia sobre los niños que se ven comprometidos en las labores rurales". A esa circunstancia se suma la condición de los hijos de familias de tránsito que, a lo largo del año, cambian de establecimientos por razones de empleo. "Los hijos de los golondrina poseen dificultades y requieren atención especial para llevarlos al mismo ritmo que el resto de la clase", explicó el director. Un problema que dificulta el funcionamiento de la escuela es el traslado de los profesores hacia sus domicilios distante unos 80 kilómetros por la condición de los caminos.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario