Escenario

"Yo no vengo peleando contra nada porque no tengo contra qué pelear"

La remera del escritor Oscar Wilde, un elogio a Discépolo y Troilo, Fito Páez como parte de su familia y The Killer Burritos como banda sonora de su presente. Esta es una imagen muy cercana al universo de Coki Debernardi. “Yo no vengo peleando contra nada porque no tengo contra qué pelear”, afirma garabateando la frase mientras apura una Seven Up en un bar céntrico.

Viernes 04 de Abril de 2008

La remera del escritor Oscar Wilde, un elogio a Discépolo y Troilo, Fito Páez como parte de su familia y The Killer Burritos como banda sonora de su presente. Esta es una imagen muy cercana al universo de Coki Debernardi. “Yo no vengo peleando contra nada porque no tengo contra qué pelear”, afirma garabateando la frase mientras apura una Seven Up en un bar céntrico.
  Sin embargo, hoy, desde las 23.30, en Willie Dixon (Suipacha y Güemes), Debernardi buscará un golpe de nock out adelantando los temas de su nuevo disco, “Kid Dinamita Love”, que podría salir editado este año por algún sello importante. O no. Esa no es una prioridad para Coki. Lo suyo es hacer música.
  “No estoy en busca de ningún reconocimiento económico ni de ningún tipo, lo cual me permite atravesar el tiempo con más liviandad sin estar preocupado por ser la próxima revelación o estrella”, destaca quien fuera líder de Punto G.
  En medio de la charla con La Capital, Coki arriesga una confesión. “Me acabo de dar cuenta del concepto del disco ahora, yo soy fan del boxeo y empecé a jugar con la fantasía de «Kid Dinamita Love» o «Chico Dinamita Amor». Todavía no sé cual será el nombre, pero ahora veo que todas las canciones hablan de la pelea como cosa”, destaca.
  Algunas de esas canciones, a las que se puede acceder linkeando en myspace, son “Alfombra voladora”, “La feria de la pelea” y “Nocaut”. Son demos que permiten acercar el trabajo de Coki & The Killer Burritos a la gente. “Es una manera de compartir lo que hacemos”, dice Debernardi.
  La banda que lo acompaña está integrada por Julián Acuña en guitarra eléctrica, Eloy Quintana en bajo y Tito Barrera en batería. “Al hacer casi dos años que estamos tocando juntos sentimos una revolución interna al buscar y encontrar un sonido propio. Y también nos buscamos en nuestras propias miserias y virtudes”, analiza.
  Esta banda tiene un fan declarado: Fito Páez. Es más, el mismo Fito lo dijo públicamente ante miles de personas en diciembre último durante el show del Monumento, donde fue acompañado por este grupo. Y hasta anticipó previo al show de Willie Dixon en el programa “Portaestudio” que “esto es un momento histórico. Es el inicio de algo que no sabemos donde va a terminar en un futuro próximo”.
  Coki, quien integra la gira actual de Páez, apunta: “Fito es mi familia. Y a él le gustaría tener una banda con nosotros, hasta le dio pudor cuando tocamos en vivo porque nos admira. Todavía no me dijo nada, pero si decide armar una banda lo hará con los Killer Burritos. Ojalá se dé porque nos divierte tocar con él”.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario