Escenario

Wanda Nara: "Todavía no nació, y nuestro hijo ya tiene un contrato como modelo"

Se casaron en mayo, y hacia fines de enero la modelo y el futbolista tendrán su primer hijo. Pero antes, Maxi López y Wanda Nara hicieron una escapada a Punta del Este para gozar de unas minivacaciones. Aunque pronto volverán a Buenos Aires porque –dice ella– “creo que el bebé se va a adelantar; hay días en que tengo muchas contracciones”.

Domingo 04 de Enero de 2009

A más tardar dentro de un mes, el nuevo integrante de la familia López-Nara llegará a estas cálida tierras sudamericanas, en lugar de nacer en la helada Moscú. Es que tanto Wanda (22) como Maxi (24) anhelaban que su primer bebé viera la luz en la Argentina. Por eso, el goleador pidió una licencia especial a su club –el FC Moscú– para quedarse en Buenos Aires –más precisamente en su casa del barrio privado de Tigre– hasta fines de enero, cuando Gastón o Max (ésos son los nombres elegidos) lo convierta en papá primerizo.

La modelo y el futbolista, que protagonizaron una de las bodas más lujosas de 2008, volvieron a Buenos Aires a fines de noviembre, y después de pasar la Navidad en familia, viajaron para unos días de relax en Punta. Claro que fue en Buquebús, ya que el embarazo de ocho meses de la modelo es un impedimento para que Wanda se suba a un avión. En el Este no hicieron playa; prefirieron la privacidad del edificio Le Jardin Residence, en la Parada 16 de La Mansa, donde disfrutaron del spa y la pileta, y desde el balcón de la suite contemplaron los atardeceres sobre la isla Gorriti.

Dicen que los chicos llegan con un pan bajo el brazo. Pero en el caso de Gastón (o Max) López Nara, lo que traerá será un trabajo de modelo. “Nosotros tardamos años en hacer una publicidad –cuenta mamá Wanda– y él, que todavía no nació, ya tiene un contrato como modelo. Mimo&Co quiere que sea la cara de la marca. Es que saben que con dos padres tan lindos, el bebé sin dudas será hermoso”. “Desde que está con Maxi, Wanda cambió, y mucho. Sus instintos de ama de casa y de mamá surgieron a flor de piel. En verdad, ella siempre fue muy familiera, y quería ser madre joven –revela un familiar de la modelo–. Los papás de Wanda sabían que el bebé iba a nacer en la Argentina; no la imaginaban haciendo los trabajos de parto en una clínica de Moscú”.

Aunque no todo es color de rosa, porque, sensible como toda embarazada, Wanda sintió celos de Kseniya Sukhinovia, la flamante Miss Mundo rusa, quien declaró que Maxi López, el goleador argentino del FC Moscú, “me fascina”. Para dejar tranquila a su mujer, el futuro papá le dijo que sólo tiene ojos para ella, que nada le gusta más que acariciar su panza y que no ve la hora en que Gastón (o Max) se instale en la cuna que hace ya dos meses le tienen preparada en su futurista casa del barrio cerrado Santa Bárbara.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario