Escenario

Wanda Nara sobre Luli y Redrado: "Ella estaba muy ilusionada"

“Maxi después del jueves no puede hacer grandes esfuerzos, eso incluye la intimidad. Entonces hay que aprovechar desde el domingo hasta mitad de semana”, detalló Wanda en compañía de su marido. Además opinó sobre Luli Salzar, Carolina Baldini y Mariana Nannis.

Jueves 10 de Marzo de 2011

Desde su casa de Sicilia, Wanda Nara no tuvo reservas respecto a la separación que está en boca de todos: la de Luciana Salazar y Martín Redrado. En una entrevista con Revista Gente, la mujer de Maxi López expresó su punto de vista y tomó partido por Luli Pop.

"El tema me toca los sentimientos porque esa relación la conozco desde hace mucho tiempo. Como mujer lo siento mucho, porque ella estaba muy ilusionada. Estoy a muerte con Luciana. Un tipo que te niega después de tanto tiempo con vos se merece que lo destruyas. ¡Yo lo mato directamente!", sentenció.

Por otro lado, Wanda habló su vínculo con Carolina Baldini y los consejos que le dio la mujer del Cholo Simeone: "Formamos dos familias parecidas. Le pregunté cómo fue dejar su carrera para seguir a su marido. Me explicó que puede ser duro, desgastar a la pareja, pero que cuando mira la familia que formó se da cuenta que valió la pena", dijo.

En cuanto a los rumores de infidelidad que rodearon a la pareja Simeone-Baldini, Wanda cree que tanto ella como Maxi nunca pasarán por una situación similar: "El no es de creer lo que dicen los medios. Hay que ver bien cómo fueron las cosas. Ellos son inteligentes: eso les permitió salir adelante. El medio agranda todo".

"Soy la princesa de las botineras". En relación al rótulo que suele ponerse cuando una joven se casa con un futbolista, Wanda no solo no reniega del título sino que además se define como "una botinera con corona propia". De yapa, le mandó un mensaje a Mariana Nannis: "Yo la comparo con las chicas nuevas que hacen escándalos para aparecer en los medios".

En su paraíso europeo, la pareja disfruta de sus días en familia, junto a sus hijos Valentino y Constantino. La pareja está tan cómoda en el lugar que decidió tener a su segundo hijo en la ciudad del sur italiano. “Nunca pensamos que aquí encontraríamos nuestro lugar en el  mundo”, dijo Wanda.

“Criar dos bebés inquietos demanda mucho, pero siempre hay tiempo para nosotros. Una vez por semana les pedimos a las chicas que nos ayudan que se queden con los nenes. Y cenamos los dos solitos”, se sinceró Wanda.

Y siguió: “Maxi es muy exigente consigo mismo y sabe que después del jueves no puede hacer grandes esfuerzos, eso incluye la intimidad. Entonces hay que aprovechar desde el domingo, después del partido, hasta mitad de semana”, detalló.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario