Escenario

Vox Dei: "Antes se tocaba sólo para el aplauso, hoy todo es negocio"

“El valor de «La Biblia» estriba en que es una obra muy original, mundialmente no creo que haya otra que se le parezca”, dijo Willy Quiroga, fundador de Vox Dei. La banda que llega hoy a Rosario a poco de que se cumplan cuatro décadas de ese material. Video: "Las guerras"

Viernes 18 de Septiembre de 2009

“El valor de «La Biblia» estriba en que es una obra muy original, mundialmente no creo que haya otra que se le parezca”, dijo Willy Quiroga sobre el disco que marcó un antes y un después en la carrera de Vox Dei. La banda, que llega a la ciudad a poco de que se cumplan cuatro décadas de ese material, se presenta hoy, a las 21.30, en el teatro Lavardén, Sarmiento y Mendoza.

Los irreemplazables Willy Quiroga, en bajo y voz, y Rubén Basoalto, en batería, tocarán junto a Carlos Gardellini, guitarrista que ya está afianzado al grupo. La banda viene de presentar este festejo en dos funciones en el teatro Coliseo, de Buenos Aires; en Mar Del Plata junto a Moris; y ahora es el turno de Rosario.

“Cuando presentamos «La Biblia», que se editó en 1971, estábamos en momentos difíciles, había un gobierno autoritario y sabíamos que era una aventura muy arriesgada. Pero no tergiversamos lo que decía La Biblia para hacer un mamarracho. Es más, recuerdo que Monseñor Graselli, que era el nexo con el Papa, leyó las primeras líneas de “Génesis” y se sorprendió por el poder de síntesis nuestro. Lo tomaron como un mensaje cristiano”, recordó Quiroga, con la misma voz grave de siempre.

Con una inevitable chochera por lo que significa y significó este disco, Quiroga dijo que: “Todavía nos sigue emocionando tocar cada movimiento. Es que el mensaje es superador, es humanista. Mirá, el otro día fuimos a tocar a una sinagoga en Libertad y Córdoba, y tocamos «Cristo». Ellos no creen en Cristo, sin embargo aullaban de gusto”.

El camino recorrido por la banda en el rock obliga a comparaciones entre pasado y presente. “Antes teníamos un terreno árido, sin antecedentes. Pero hoy el terreno es más afín a una escena con miles de grupos, el movimiento es enorme y hay cosas buenas y malas. Aunque no hay quienes sigan la línea de Vox Dei”.

“Hoy los chicos del rock —agregó— entendieron que el mundo ha cambiado mucho y ellos no pueden cambiar al mundo. Antes tocábamos por el aplauso y hoy la música es un negocio”.

Respecto a la vigencia de la banda que creó temas como “Presente” y “Jeremías pies de plomo”, el líder del grupo asestó: “Vox Dei será Vox Dei hasta que Dios lo disponga de otra manera”.

 

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario