Bob Dylan

"Vivimos con más nerviosismo del que estábamos acostumbrados"

El cantautor habló de su flamante álbum en una entrevista con The New York Times, donde también opinó sobre estos tiempos convulsos.

Sábado 20 de Junio de 2020

El regreso de una leyenda es siempre un acontecimiento. Después de ocho años, Bob Dylan volvió con canciones nuevas en "Rough And Rowdy Ways", su álbum de estudio número 39 que acaba de salir a la venta. El disco está disponible en todas las plataformas digitales, en CD doble y en vinilo desplegable con dos LPs. El último álbum del cantautor norteamericano había sido "Tempest" (2012), y después visitó el estudio tres veces, pero siempre para versionar temas de otros: "Shadows In The Night" (2015), una colección de standards popularizados por Frank Sinatra, y "Fallen Angels" (2016) y "Triplicate" (2017), dos discos con reinterpretaciones de clásicos estadounidenses.

"Rough and Rowdy Ways" (algo así como "Caminos duros y agitados") fue aclamado por la crítica de los principales medios de EEUU y Gran Bretaña (ver aparte) y muy seguramente entrará alto en la lista de los mejores discos de 2010. Las canciones en sí —como los singles "False Prophet", "I Contain Multitudes" y la épica "Murder Most Foul", de casi 17 minutos de duración— no son la única novedad.

Después de cuatro años de silencio, Dylan concedió hace pocos días una inédita y extensa entrevista al diario The New York Times. Desde que ganó el Nobel de Literatura en 2016, el autor de "Like A Rolling Stone" no había participado en ninguna charla fuera de su propia página web, reforzando su fama de genio esquivo y figurita difícil. Ahora el músico habló de todo: desde su nuevo disco hasta el actual momento social, desde el racismo que ha desatado una oleada de protestas en EEUU hasta la pandemia que paralizó al mundo.

Embed

De alguna manera, el título del flamante álbum de Dylan encaja muy bien con estos tiempos convulsos. El cantautor lo escribió antes de que EEUU y el mundo se sacudieran por una pandemia y por un episodio violento: la muerte del afroamericano George Floyd en Minneapolis a manos de un policía blanco el pasado 25 de mayo, lo cual mostró las heridas abiertas de las tensiones raciales en el país del norte.

"Me produce unas náuseas sin fin el ver a George (Floyd) torturado hasta la muerte de esa manera", dijo Dylan al Times. "Fue extremadamente horrible. Esperemos que la justicia llegue rápidamente para la familia de Floyd y para el país", aseveró.

Durante las décadas de los 60 y 70, el músico y poeta no estuvo al margen del movimiento para la obtención de derechos civiles de la minoría negra, y dejó baladas de aquella época como "Only A Pawn In Their Game" o "George Jackson". De aquella época turbulenta parte también "Murder Most Foul", una canción de 17 minutos que Dylan publicó por sorpresa el pasado 27 de marzo, y que se convirtió en su primer tema en llegar al número uno de la lista de Billboard.

Embed

"No es nostálgica", aseguró en la entrevista sobre "Murder Most Foul", sino que más bien "habla de este momento". En la canción hay un tono apocalíptico que encaja en la época en la que vivimos —en medio de una pandemia— y "sin duda con mucha más ansiedad y nerviosismo del que estábamos acostumbrados". "Creo que es el anticipo de otra cosa que va a llegar", dijo sobre el Covid-19. "La arrogancia extrema puede acarrear castigos desastrosos. Quizá estemos en la víspera de la destrucción", deslizó.

Lágrimas en Broadway

Relacionado con el coronavirus, Bob Dylan también confesó haberse quedado "estupefacto" con el show de Broadway "Girl In The North Country", basado en sus canciones, y que se estrenó poco antes de que la pandemia forzara el cierre de la meca del teatro en EEUU. "Lo vi como un espectador anónimo, no como alguien que tuviera algo que ver con ello. La obra me hizo llorar al final", confesó. "Cuando bajó el telón, estaba estupefacto, de verdad. Qué pena que Broadway haya tenido que cerrar, porque quería verlo de nuevo", afirmó.

En "Rough And Rowdy Ways", las referencias e inspiraciones de Dylan se multiplican y se mezclan, a veces en una coherencia indescifrable: clásicos del jazz, maestros del bluegrass, los Eagles y los Rolling Stones. "Eso es escribir en trance", explicó sobre la mayoría de las canciones actuales. "Es la forma en la que siento las cosas. Es mi identidad y no la voy a cuestionar", aseguró. Además admitió que compone sobre todo en las habitaciones de hotel, y se retrató como un sujeto pasivo de la creación: "Mis canciones de alguna manera se escriben ellas mismas y cuentan con que yo las cante".

Embed

A los 79 años, el legendario músico le dijo al New York Times que se encuentra bien de salud. "Creo que la mente y el cuerpo van de la mano. Debe haber algún tipo de conciliación. Me gusta pensar que la mente es el espíritu y el cuerpo la sustancia. No tengo idea de cómo se integran esas dos cosas. Simplemente trato de continuar en línea recta y seguir adelante, tener el mismo nivel", concluyó.

Los elogios de la crítica: "Es un clásico absoluto"

El nuevo álbum de Bob Dylan, "Rough And Rowdy Ways", fue ampliamente aclamado por la crítica. Medios prestigiosos de EEUU y Gran Bretaña como The Guardian, The Daily Telegraph, Mojo y Rolling Stone lo calificaron con un "excelente" y aseguraron que se trata de un clásico. Alexis Petridis, de The Guardian, escribió en su reseña: "Es un testimonio de su eterna grandeza. «Rough And Rowdy Ways» podría ser el conjunto de canciones más brillante de Bob Dylan en años: los fanáticos pueden pasar meses desentrañando las letras más agudas, pero no se necesita un doctorado en «Dylanology» para apreciar su calidad y poder singulares".

Embed

Por su parte, el crítico Rob Sheffield, de Rolling Stone, escribió: "«Rough And Rowdy Ways» es un clásico absoluto: tiene la majestuosidad sombría de los álbumes de Dylan de los últimos años como «Modern Times» y «Tempest», sin embargo, va más allá de ellos, aprovechando aún más los misterios cósmicos de los Estados Unidos. Su vitalidad creativa sigue siendo sorprendente, y un poco aterradora, pero él se niega a descansar en su leyenda. Mientras el mundo sigue tratando de celebrarlo como una institución, precisarlo, incluirlo en el canon del Premio Nobel y embalsamar su pasado, este vagabundo continúa escapando. En este nuevo disco, Dylan está explorando un terreno que nadie más ha alcanzado antes, y sigue avanzando hacia el futuro".

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS