Escenario

Viggo Mortensen, entre un relato de Albert Camus y las injusticias de la guerra

"De todas las películas hechas sobre los años 1954-1956 en Argelia, ésta es la más subversiva desde la película de «La batalla de Argel», de Gillo Pontecorvo", aseguró el versátil actor.

Lunes 01 de Septiembre de 2014

El actor estadounidense Viggo Mortensen, que presenta en Venecia la película francesa sobre la guerra en Argelia "Loin des Hommes", aseguró que "no hay nada más subversivo hoy en día que el amor y la compasión".

"Loin des Hommes", la segunda película del francés David Oelhoffen, está basada en "El invitado", un relato de Albert Camus, y no pretende ser un recuento histórico sobre lo que ocurrió a mitad de los años 50 en Argelia, cuando la nación norteafricana luchaba contra el poder colonial de Francia.Mortensen encarna a un profesor a quien le encomiendan la custodia de un aldeano, acusado de asesinato. En su intento por ayudarlo, por evitar su muerte, se verá atrapado por los enfrentamientos que sacuden al país.

"De todas las películas hechas sobre los años 1954-1956 en Argelia, ésta es la más subversiva desde la película de «La batalla de Argel», de Gillo Pontecorvo", aseguró el versátil actor, que destacó el amor y la compasión como las fuerzas más subversivas. A esa conclusión llegó tras leer los diarios de Camus, el escritor y filósofo francés nacido en Argelia, que se destaca por su humanismo. "No he nacido para la política porque soy incapaz de querer o desear la muerte de mi adversario", citó Mortensen a Camus.

Esa es justamente la idea que guía al personaje que interpreta en "Loin des Hommes", un hombre de pasaporte francés y criado en Argelia que ha luchado por Francia en la Segunda Guerra Mundial, ha perdido a su familia y ahora vive como un ermitaño en el Atlas argelino, donde se dedica a enseñar a leer a los niños de las aldeas vecinas. Su personaje intenta mantenerse alejado de los enfrentamientos, pero la violencia ha estallado por todas partes.

"Abrirse sin juzgar". Mortensen, bronceado y más rubio de lo habitual (como cuando hizo "Witness"), se preparó para este personaje leyendo todo lo que no había leído de Camus hasta ahora, visitó los lugares que el escritor amaba y habló con la gente.

Esa forma de abrirse sin juzgar, de absorber todo lo que se pueda es lo que le ayudó a componer este personaje, para el que tuvo que aprender árabe y sobre todo mucho de Argelia. "Lo más difícil cuando te haces mayor es permanecer abierto. Es difícil mantenerse abierto y creo que lo he conseguido. Hasta cierto punto es de lo que la historia se trata", explicó el actor de 55 años, que con este trabajo persiste en su exploración del cine autor que él mismo avala desde la producción, como hizo con "Jauja", del argentino Lisandro Alonso.

"Loin des Hommes", la tercera película francesa a concurso en el Festival de Venecia y la segunda de Oelhoffen, está concebida como un western en el que la dificultad era no dejar afuera el compromiso político de Camus. "Mantenemos el espíritu de Camus", aseguró el director, que concurre por primera vez a Venecia. "No queríamos juzgar la guerra ni el colonialismo", agregó Oelhoffen, que contó con el músico Nick Cave para la banda sonora de la película.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario