Escenario

"Vi que era el momento de hacer el teatro que siempre me ilusionó"

El actor contó cómo es el exitoso unipersonal que agota localidades en Buenos Aires y que construyó a partir de fragmentos de su historia.

Sábado 21 de Septiembre de 2019

Después de 9 años protagonizando "Toc Toc", Mauricio Dayub cambia de hábito, deja de lado los trastornos obsesivos compulsivos y se interna en una historia familiar. "La historia la empecé a escribir a partir de una frase que decía mi abuelo que era que el mundo era de los que se animaban a perder el equilibrio", contó el actor y en honor a esas palabras surgió "El equilibrista". La pieza, coescrita junto a Patricio Abadi y Mariano Saba, cuenta con la dirección de César Brie, de reconocida trayectoria junto al Odin Theatre de Dinamarca y al Teatro de los Andes. "El equilibrista" se presenta hoy, a las 21, y mañana, a las 20, en el teatro La Comedia (Mitre y Cortada Ricardone).

—Contás una historia personal. ¿Cómo fue el origen del texto?

—Trabajé con dos autores, Patricio Abadi y Mariano Saba, que son especialistas en micromonólogos. Me gustaba mucho el micromonólogo porque en un texto breve pintaba un universo, además de un personaje, y daba muchas posibilidades para que hiciera el teatro que quería hacer. La historia la empecé a escribir a partir de una frase que decía mi abuelo que era que el mundo era de los que se animaban a perder el equilibrio. Ahí me dí cuenta que empecé a desgranar historias que había escrito en las madrugadas, cuando no podía dormir. Quería llegar al teatro que yo quería ver. En los últimos años empecé a ver que el teatro se estaba adulterando, que todo subía al escenario. Y entonces vi que era el momento de hacer el teatro que me había ilusionado en la etapa de la vocación. Es teatro si lo hacés imaginar, y con estos monólogos le hago imaginar al público esta historia que tiene mucho que ver conmigo y con mi familia. La gente ve su propia familia en la mía, ve su propia historia y eso traccionó mucho.

—¿El tema de la inmigración fue determinante para escribir el texto?

—Tenía como envasado al vacío actuar otros roles y por eso empecé a actuar los distintos personajes, a tal punto que la gente dice que no es un unipersonal. En algunos momentos se evocan muchos roles que hago incompletos o sugeridos, pero el tema de la inmigración entró en un segmento final del espectáculo. Yo pensaba que se han hecho películas, muestras, series, fotos, está muy hecho como que eso traccione, pero cuando lo incluí me dí cuenta que era una historia que había vivido hace muchos años sobre los orígenes de mi familia y de mi abuela en particular.

—¿Qué sentís hablar de tu intimidad familiar en escena?

—Me conmueve mucho porque pensé que nunca la iba a contar, y la terminé contando de casualidad porque estaba buscando un personaje femenino. Por el estilo de actuación que le di al trabajo yo no quería componer una mujer porque se salía de registro. Tenía que contar algo de una mujer, pero no actuarla y en un momento vimos que esto cerraba la historia que había comenzado mi abuelo y en la unión con César Brie trabajamos mucho esto. Sin embargo el espectáculo es muy divertido porque los personajes tienden más al humor que al drama. En un momento produce una conmoción enorme porque es todo el derrotero que tenemos en nuestras familias, pero no diría que es un espectáculo sobre la inmigración ni dramático; más que emocionante es conmocionante.

—Antes de estrenar hiciste una promoción diciendo que devolvías el dinero si el espectáculo no gustaba. ¿Alguien te pidió el dinero de la entrada?

—Hasta ahora no, sí me hacen algunos chistes. A veces me esperan y me dicen "vinimos en un micro, somos 32, queremos que nos devuelvas el dinero" (risas), y otros me esperan para decirme "queremos pagar el doble", pero hasta ahora voy invicto.

—Venís de protagonizar "Toc Toc" nueve años. ¿Qué representa ese fenómeno para el teatro?

—Es una excepción. Con esta obra yo empecé lunes y martes, los días que el teatro descansa y siempre tengo las entradas vendidas con dos o tres semanas de anticipación, empecé haciendo una función por semana y ahora hago tres. Es increíble para este momento de la Argentina. Y varía según el día de la semana, siempre la hice con el cartel de "No hay más localidades". Me ofrecieron el teatro El Nacional para hacer el festejo de las 100 funciones el 15 de noviembre. Es un teatro de mil localidades y voy a cerrar las cien funciones ahí. No me hubiera imaginado que iba a hacer la función en un teatro de mil localidades. Hice 2752 funciones de "Toc Toc" y la vieron 1.800.000 personas, tal vez esto se deba a eso esa posibilidad.

—Ahora estás trabajando para la serie sobre Maradona en Amazon. ¿Cómo condicionan los servicios de streaming al trabajo en la televisión abierta?

—No sé si no se va a fagocitar a la ficción, pero creo que va a estar al borde. No le veo futuro porque sé que los chicos que hoy tienen alrededor de 15 años no miran televisión, o sea que dentro de 10 años esos chicos no van a ver tele y la televisión de aire que vemos nosotros se va a dejar de vender, al menos para ficción.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario