Escenario

"Ver una telenovela turca es comocomer un bife de costilla coreano"

Gabriel Goity, el actor protagoniza "Psiconautas", la serie de humor que comienza hoy en TBS. Dijo que le "duele mucho" el avance de las ficciones foráneas.

Lunes 18 de Abril de 2016

Gabriel Goity no se calla nada, no le interesa en lo más mínimo. Afirma que no es de elegir proyectos, porque aunque trabajo no le falta, no le llegan muchas propuestas laborales; que fueron "idiotas" en no saber discernir producción de ficción nacional en la Ley de Medios, y que la invasión de ficción extranjera le duele y mucho. "Ver una telenovela turca es como comer un bife de costilla coreano", dijo Goity, más conocido como El Puma. Y su voz sonó casi como un rugido en medio del estreno de "Psiconautas", que estrena hoy, a las 23.30, por TBS.

—¿Cómo decidiste sumarte a esta propuesta televisiva, caracterizada por el buen nivel de comediantes, como Peña, LLinás, Ziembrowski?

—Y, mirá, es como si vos que sos de Rosario, te dicen "mirá, vamos a jugar un picadito con el Negro Palma, con Kempes y también lo ponemos a Zanabria, para que haya de Central y Newell's y queden todos conformes. Así que, imaginate, cuando me dijeron que estaban LLinás, Piroyanski, Ziembrowski, la amiga Peña, dije "no me dejen afuera, ¿en dónde hay que firmar".

EN_SPACEEN_SPACEEM_DASHLa temática pasa por un grupo de terapia en un club de barrio del conurbano. ¿Qué tienen de particular estos pacientes?

—Y mirá..si nos convocan a nosotros es porque vamos a hacer a personajes que tienen muchos problemas. El mío es un policía de origen judío que tiene una culpa muy grande porque es un represor importante. Entonces él necesita ir a terapia porque cuando entra en acción los domingos y reparte bastonazos a lo loco en la cancha siente un goce particular. Pero el lunes a la mañana entra en una gran depresión y tiene que ir al terapeuta. Es un humor bien logrado, no te diría que absurdo, pero los personajes son muy atractivos y es un programa muy coral, porque en cada capítulo se van alternando los protagonismos.

—A partir de emitirlo por la señal TBS para todo Latinoamérica ¿es posible pensar en un humor con puntos en común desde Argentina a Colombia o Venezuela, por ejemplo?

—Yo creo en "pinta tu aldea". Vos seguro que te reís con "El chavo", y si te reís con "El chavo" es porque está bien hecho, después depende de cada uno. El humor es un idioma universal, no creo que haya un humor jamaiquino, un humor coreano y un humor inglés, más allá de que tendrán sus características. Si está bien hecho te reís con cualquier humor y está comprobado, sobre todo con el tema del idioma también. Cuando me dijeron que era una producción latinoamericana, me dije "no vaya a ser cosa que nos doblen", porque eso me irrita profundamente. Y no, nada eso, lo hacemos en su idioma, y es como tiene que ser.

—Del drama al humor pasás con mucha frecuencia, ¿pero en qué rol te sentís más cómodo?

—Siempre lo digo, yo me siento cómodo en mi casa, en este trabajo de cómodo no hay nada. La comedia me ha dado muchas satisfacciones porque es es difícil para hacer. Cuando la pegás lográs empatía con el público, y por eso es muy difícil, porque cuando hacés comedia y no hacés reír, es durísimo, se nota enseguida. Pero la verdad es que a mí me encanta actuar.

—Con Florencia Peña trabajaste en "Sr. y Señora Camas", en tevé, y en teatro Lido con "Se quieren mucho, poquito y nada", ¿es una dupla que siempre funciona?

—Ella es una gran comediante, yo me manejo bien con la comedia y los productores lo deciden así. Tampoco es algo pensado ni premeditado, gracias a Dios no hay muchas actrices comediantes y nos encuentran los proyectos. Además casi somos familia, tenemos una relación extraordinaria con Florencia, nos queremos mucho y la pasamos muy bien cuando laburamos. Aunque en esta serie los personajes de ella y el mío no tienen relación entre sí.

—¿Las ficciones turcas, coreanas y brasileñas que llegan y copan la tevé, te hacen ruido o te es indiferente?

—Me hace mucho ruido, la verdad es que me duele mucho porque la capacidad actoral y de producción que hay en la Argentina es muy grande, y me parece que nos estamos regalando. Cuando yo veo novelas turcas, brasileñas o chinas es como que me den un bife de costilla coreano o maíz dinamarqués. La verdad es que la Ley de Medios no dice nada en ese aspecto, habla de producción nacional y no de ficción nacional, entonces los canales con las latas ahorran fortunas.

—Lo peor es que la gente las ve y tienen rating.

—Y la gente las ve y está bien, porque son buenas producciones, es lo que hay y a la gente le gusta la ficción. Tendría que estar el Estado para regular esto, tuvimos la posibilidad histórica con la Ley de Medios, pero somos tan idiotas que nos olvidamos que producción y ficción no es lo mismo. Los canales dicen "yo tengo producción nacional" y ponen a Mirtha Legrand, que es producción nacional, y es una señora con invitados que no cobran un "sope" y programas de lo que sea con dos tipos y un decorado, eso es producción nacional. Pero a la ficción nacional no la supimos defender los actores, porque a veces peleamos por donde no hay que pelear, en fin.

La terapia, otra vez en el centro de la escena

"Psiconautas" se presenta desde hoy en diez capítulos diarios de lunes a viernes, en una producción original de Turner, en calidad cinematográfica. En esta primera serie de ficción original de la señal se apuntó al humor con proyección a Latinoamérica. Y se eligió un elenco de lujo, en donde, con excepción del actor español Guillermo Toledo, son todos argentinos: Florencia Peña, Verónica Llinás, Martín Piroyansky, Luis Ziembrowski, Julieta Zylberberg y, claro, El Puma Goity. La serie relata las desventuras de un estafador español, Roberto Rodríguez de la Huerta (Toledo), quien encuentra su vocación al liderar a un grupo de terapia en un club de barrio del conurbano de Buenos Aires. "En Latinoamérica será más una novedad, porque no se le da tanta importancia como acá. En términos de burguesía, la gran mayoría hace terapia, es parte del presupuesto de uno, cuando no es muy común en otros países", dijo El Puma respecto del boom de la terapia como tema de ficciones y obras teatrales. El actor, que vuelve a hacer de policía, como en "Malicia", en la TV Pública y "Noche y día", con Pol-ka, dijo: "No soy de elegir proyectos, porque la verdad es que no me llegan tantos proyectos. Lo que sí tengo, y toco madera, es una hermosa continuidad de trabajo".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario