Escenario

“Vengo de una época pasada que ha desaparecido por completo”

El legendario cantante reversiona su repertorio menos conocido junto a músicos como Steve Winwood, Mark Knopfler y Michael Bublé.

Lunes 13 de Abril de 2015

Con su habitual capacidad de producción, Van Morrison —una de las voces más emblemáticas de la música popular del último medio siglo— acaba de sacar un nuevo disco: “Duets: Re-Working The Catalogue”. Aquí el León de Belfast se da el gusto de refrescar su repertorio menos conocido acompañado de amigos y grandes camaradas como el fallecido soulman Bobby Womack, Steve Winwood, Mark Knopfler, Taj Mahal, Mavis Staples, Michael Bublé, Natalie Cole, George Benson, Joss Stone, Mick Hucknall o su propia hija Shana Morrison, entre otros.
  Van Morrison es uno de los artistas más prolíficos de nuestro tiempo. Desde que comenzó su carrera allá por los años 60 con el grupo Them, ha grabado 35 álbumes de estudio y compuso más de 360 canciones. Discos como “Astral Weeks” (1968) y “Moondance” (1970) están considerados por la crítica como lo mejor del siglo XX. En “Duets: Re-Working The Catalogue” el cantante ha evitado intencionadamente los clásicos. Entre las canciones elegidas están “Some Peace Of Mind”, “Wild Honey”, “Get On With The Show” o “Born To Sing”, de un total de 16 cortes que cada artista invitado ha reinterpretado y llevado a su terreno.
  El álbum fue grabado en su ciudad natal de Belfast y en Londres a lo largo del año pasado, utilizando nuevos arreglos y acompañándose de una gran variedad de músicos, y fue producido por el propio Van Morrison junto a Don Was y Bob Rock.
  
El valor de la experiencia. Entre los invitados hay figuras del rock, el blues y el jazz, y también viejas leyendas como Mavis Staples, la cantante de gospel y soul nacida en Chicago que formó parte del grupo The Staple Singers. “Fue fantástico trabajar con ella porque es una profesional y lleva en esto mucho tiempo”, dijo Van Morrison. “Toda esta gente sabe lo que hace, ha pasado por esto muchas veces, como yo. Sabe lo que está haciendo: continúa donde se quedó la canción y sigue adelante. No tenés que reflexionar ni nada. Es algo así como el jazz en contraposición con el rock”, agregó.
  Si bien grabó con muchos invitados, el músico que hoy tiene 69 años confesó que no le gusta hacer “relaciones sociales” en el estudio. “Cuando entrás en el estudio se crea una situación de mucha animación. Hay mucha gente y mucha interacción y saludos. Para ser sincero, se convierte más en un evento social, por lo que solamente querés ponerte manos a la obra. A veces hay tantas personas en el estudio que es necesario vaciarlo un poco y ponerte a trabajar. Es complicado”, admitió.
  La música de Morrison siempre ha buceado en las raíces del rhythm and blues, el jazz, el blues y la música tradicional irlandesa. Pero hoy el creador de clásicos como “Gloria”, “Someone Like You” y “Have I Told You Lately” tiene una visión más bien crítica de la reinterpretación de estos géneros a través del tiempo. “Vengo de una época diferente de la que viene mucha gente. La gente con la que andaba cuando era chico era mucho mayor que yo. A ellos les gustaba el jazz, y a algunas personas de mi edad les gusta el jazz, el blues y la música country”, recordó en una entrevista con el diario español “El País”. “Sí, yo crecí en esa clase de época. No crecí con «Top Of The Pops». Era más esotérico. Era música que te hacía pensar. Escuchar jazz era un compromiso intelectual. No era encender la radio y escuchar las 10 mejores canciones. Por eso me críe con esa mentalidad, gracias a Dios, en vez de recibir la sabiduría popular de la BBC; y eso que, aunque parezca mentira, en aquella época tenía buenos programas de música. Hoy en día, eso sería como ser un dinosaurio. Esa época ha desaparecido por completo. Todo estaba interconectado en cierta manera: el jazz, el blues, el folk y estaba apareciendo la música beat. Había poesía y jazz. Todo estaba interconectado”, enfatizó.
  
Cuestionamientos. El cantante, que ha ganado seis premios Grammy, se mostró especialmente crítico con la versión actual del rhythm and blues (R&B), que puede incluir desde a Mariah Carey hasta Beyoncé. “No puedo entender lo que ahora llaman R&B. No tiene ningún ritmo. No tiene ningún blues. Para mí, es muy arrítmico. Me parece que es muy robótico. No sé lo que es”, disparó. “Las palabras adquieren significados diferentes después de un tiempo”, continuó. Es como la palabra «espiritual». ¿Qué significa? Hace 100 años significaba médiums y sesiones de espiritismo o algo así. Después significó otra cosa, y luego hay una nueva versión. Por lo tanto, ya no sabes qué significan esas palabras. De hecho, ya no significa mucho porque se ha usado demasiado”, explicó.
  En esa misma línea, Morrison rescató los orígenes del soul y el blues. “Para mí el soul era Ray Charles, Sam Cooke, Bobby Bland, Solomon Burke, Bobby Womack. ¿Pero qué es ahora? Es sólo una palabra. Puede significar cualquier cosa”, afirmó. “¿Qué es el jazz hoy?”, se preguntó. “No sé qué son algunas de las cosas que dicen que es jazz. Y también pasa con el blues”, aseguró. “Algo empezó con Jimmy Hendrix. Por lo tanto, el punto de partida fueron realmente las guitarras potentes y los acoples, y luego eso se convirtió en el blues. Para mí, no es blues. El blues es Junior Wells y Buddy Guy en un club en vivo. Eso era el blues, que se sepa. Incluso las cosas modernas que estaba haciendo John Lee Hooker. Eso es el blues”, concluyó.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario