Escenario

Vandera: "Hacer canciones está dentro de mi búsqueda, ese es mi viaje"

El músico rosarino lanza este viernes 18 de diciembre "Error y prueba", un disco de pop elegante y giros funk donde evoca el amor y la libertad. Y sostiene su identidad artística con un álbum impecable hecho en medio de la pandemia

Viernes 18 de Diciembre de 2020

Entre la prueba y el error puede salir algo descartable, pero también es posible que alumbre una canción que te alegre el corazón. “Error y prueba” se titula el nuevo disco de Vandera, que sale hoy, viernes 18 de diciembre, en todas las plataformas digitales, y en el que el artista rosarino grabó nuevas canciones basadas en “primeras ideas”. El resultado fue un disco de pop elegante y sonido impactante atravesado por letras que le hablan al amor, la aceptación de la realidad y también ese derrotero permanente por cambiar para ir por más. “Hago estas canciones y eso está dentro de mi búsqueda y va a seguir así porque ese es mi viaje”, dijo Vandera, valija en mano y mirando la carretera, mientras canta otra buena melodía.

   Junto a una selección de músicos entre los que se destacan Diego Olivero (Fito Páez) en guitarra, Beto Horst (Los Rancheros) en teclados y Paco Arancibia, en bajo, guitarra y coros y coproducción artística junto a Vandera, el disco cuenta además con la sección de vientos Sudestada Horns, integrada por Ervin Stutz, en trompetas y trombones; y Alejo von der Pahlen, en saxos tenor y barítono, lo que le dio a las canciones otro vuelo sonoro, con un bienvenido aire funk. En diálogo con Escenario, Vandera habló a corazón abierto y dio detalles del proceso creativo del disco que sucede a “Yes”, editado en 2019.

vande1.jpg

   —A 18 años de tu primer disco solista “Dinero a tus pies”, lanzás “Error y prueba”. Según tu título ¿por qué vas primero por el error después de tanto camino recorrido?

   —Pienso que en la música muchas veces el error es el acierto, o el camino para que una idea se convierta en innovadora o atractiva. El título del álbum tiene algo de ironía. El error y prueba es el método para adquirir conocimiento, la idea de probar una alternativa y verificar si funciona. “Dinero a tus pies”, el primer álbum, fue un error en el sentido que no era lo que yo quería presentar. Para mí estaba empezando a jugar con las canciones, pero surgió la idea de editarlo y por ingenuidad no pude poner en pausa el proyecto hasta que estuviese como yo quería porque pensé que debía aprovechar esa oportunidad. Ese fue un error, pero aprendí y nunca más lo volví a cometer. Pienso que a través de los discos voy aprendiendo de los errores y encontrando un estilo de expresión. De todos modos no tiene nada de solemnidad, siempre digo, aprendamos de los errores pero no nos la pasemos aprendiendo.

   —La pandemia no te asustó y este fue un año muy activo para vos. ¿Qué te motivó a buscar el pulso pop de este disco, con esa sección de vientos tan potente e invitados de la talla de Hugo Fattoruso, Bambi (Tan Biónica) y Julieta Rada?

   —Sí me asusto, me entristeció y me sigue preocupando, sobre todo por lo que revela. Creo que mi reacción fue conectarme con lo vital y eso para mí es hacer música intentando protegerme del delirio que vivimos afuera. La situación de estar en casa haciendo las canciones me dio un anhelo de libertad que pude trasladar a la música. Fue el carácter del disco, más natural, sin tanto pensar o revisar. Todas las canciones son lo que fueron sus primeras ideas, canté una o dos tomas por tema. Cosas que nunca me había sentido cómodo de hacer, siempre necesitaba escuchar al tiempo y modificar letra o melodía .Todas estas decisiones fueron dándole al álbum un color y una textura particular. Esto no lo hace ni mejor ni peor, sólo lo describe en su gestación. Los invitados es un regalo muy hermoso. Gracias a su generosidad y amor por la música todos aceptaron la invitación y enaltecieron las canciones, además me mostraron su cariño y yo estoy feliz de escucharlos en el álbum. Todos tuvieron gestos muy cálidos y habla de ellos como artistas.

Vandera - ConTinuAr (Video Oficial)

   —El amor atraviesa todo el disco, y está muy claro en “180º”, cuando hablás de un amor “que llegó del cielo” y en “Estoy bien”, cuando decís: “Lo normal no funciona, no tiene corazón, no tiene libertad, lo hiciste por amor, lo hicimos por amor”. ¿El amor te salva, el amor nos salva?

   —Creo que el amor es la invención humana más noble y perfecta que pudimos crear como especie. Todo lo que esté hecho con amor siempre es mejor que sin él. Para mí cada vez está más claro que todo lo que necesitamos es amor pero en un estadío más alto. Y sí, creo que el amor y el deseo son motores esenciales para atravesar esta aventura. Sentir amor por alguien o por algo es de una responsabilidad y una belleza apabullante para mí.

   —En “Continuar”, primer tema del disco, sugerís la existencia de una grieta, al indicar que de un lado quieren destruir lo que del otro quieren armar. ¿Es la grieta política argentina o aludís a las divisiones eternas de la raza humana, que es una grieta más profunda?

   —Trata más de ese pensamiento binario con el cual fuimos educados, el de no soportar las diferencias, las posturas en un momento se extreman tanto que resultan lo mismo. La canción presenta una filosofía que va más allá de estas divisiones: “Siempre dar, el odio desarmar, la lucha continuar del amor”. Pienso en ese espacio donde todos podamos coincidir y encontrarnos. Creo que nadie puede estar en contra de eso.

   —”Lo que te toque en esta orquesta es parte de la canción” es una metáfora brillante de que hay que continuar en la vida con “estas espinas que van”, como decís en “Error y prueba”. ¿Hay algo allí del artista y de la persona resiliente, que supera los obstáculos para ir siempre hacia adelante?

   —Pienso que aceptar lo que te toca es un gran punto de partida para modificarlo. El mundo es un lugar injusto en esencia y la injusticia es un sistema que se cuela en todo. Creo que quejarse es dar ventaja, elijo pelear por cambiar lo que pueda aceptando mis limitaciones y no jodiendo a nadie. Si en la orquesta me tocó el platillo, voy a tocarlo bien en vez de mirar el instrumento del otro, la canción necesita de todos, suena cuando cada uno hace su parte.

   —Si te pregunto si hacés canciones para ser popular, para ser exitoso o para ser feliz, seguramente me contestarás lo último. Pero ¿En cuánto te influye la mirada del público en una época de redes, seguidores y reproducciones para componer la canción del mañana?

   —Hace tiempo que aprendí que lo que amás hacer también te trae problemas. No hay lugar ideal e impermeable de lo cruel del mundo. Muchas cosas me hacen feliz o me dan esos momentos donde parece que el alma se sonríe. Me pasa con lo propio o cuando a alguien que quiero le pasa algo lindo, disfruto mucho de la felicidad de los que amo. Me encanta cuando a alguien le pasa algo con alguna canción o se reconoce en algo, ahí se activa el misterio de la música y tal vez lo más maravilloso de la música: tocar el corazón de alguien. La mirada del público no me influye en lo que hago, no propongo un debate sobre eso. Hago estas canciones y eso está dentro de mi búsqueda y va a seguir así porque ese es mi viaje, disfruto mucho cuando siento que lo que hago llega a más personas. No pienso en seguidores sino en gente que pueda encontrarse con lo que hago y ver si se genera alguna empatía. Hay algo que aprendí de los artistas en los cuales uno tomó inspiración y motivación para recorrer este camino, no fueron ni acordes ni letras, sino ser uno mismo: la decisión más liberadora.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS