Escenario

Una tragedia clásica muchos años después

"Rex", bajo la dirección de Fernando Basile, cuenta el drama de "Edipo Rey", de Sófocles, pero en un contexto latinoamericano.

Jueves 28 de Diciembre de 2017

El cineasta Fernando Basile tiene acreditados cortos y largometrajes, de amplia circulación en festivales, pero el gran desafío llegó cuando imaginó trasladar la esencia del drama de "Edipo Rey" de Sófocles, a un contexto latinoamericano de hoy, en "Rex", que llega hoy a los cines.

El filme, cuyo guión coescribió con Javier Aparicio, el actor que encarna a Rex, un joven empleado de una ferretería suburbana que vive con sus padres, y que tras una noche con copas de más y una muerte violenta al hombro, emprende una huida, en la que conocerá a una mujer, su felicidad y su ruina.

El filme, con producción ejecutiva de Fabio Junco y Julio Midú, los creadores de Cine con Vecinos y ellos mismos cineastas, tiene apoyatura técnica de Emiliano Chama en la fotografía y música de Damián Grafigna, y actoral, además de Aparicio, de Juliana Muras, Sergio Marinoff y Yasmín Sapolnik.

En la obra de Basile se revela su precisión para dar a su relectura del clásico del año 400 A.C., una contemporaneidad que a su vez descansa en la credibilidad del pequeño mundo de gente humilde para la que existen pocos pero intensos momentos de felicidad, e imprevisibles que puede cambiarlo todo. "La idea fue traer el relato original y adaptarlo estéticamente a una realidad latinoamericana contemporánea, donde el destino lo marcan las posibilidades socioeconómicas que finalmente pueden resultar tan ineludibles como los oráculos de la Antigüedad. El camino de Rex no es ir contra su destino, sino ir en busca de su identidad".

En cuanto al tono oscuro del relato, el cineasta dijo que "sabíamos que íbamos a contar una tragedia clásica, por lo que desde el principio trabajamos con el equipo técnico para encontrar cuál sería la mejor manera de presentarlo al espectador. Tenía que ser crudo, visceral y oscuro, pero a la vez mantener cierta cotidianeidad en los personajes que permitiese que la trama, ya conocida por todos desde la obra de Sófocles hasta los análisis de Freud, se fuera desarrollando de a poco hasta llegar al clímax propio de una tragedia, un desenlace funesto".

Respecto a los actores centrales, el cineasta destacó que con Javier Aparicio, con quien también trabajó en "Nattskrik", escribieron juntos el guión, ya pensando en que él sería el protagonista. Luego se sumó Sergio Marinoff, con quien también había trabajado previamente, en el rol de Crisóstomo.

Basile realizó los largometrajes "Nieva", en 2013, "Nattskrik" y "El grito de la noche" en 2015, los cuales presentó en diversos festivales con varios premios, menciones especiales y una muy buena aceptación del público. "Soy mayormente autodidacta, empecé haciendo cortos y experimentando con la cámara, hasta que me surgió la idea de pasar a hacer largometrajes. El sistema de producción independiente es bastante cansador, pero también altamente gratificante".

Además de "Rex", el director contó que se encuentra trabajando en proyectos más experimentales, "tratando de salir un poco de las narrativas clásicas y explorar otras maneras de transmitir sensaciones". "Me llaman mucho la atención los videojuegos, estos dispositivos interactivos para contar una historia, que cuando se mezclan con la estética y los recursos narrativos cinematográficos, pueden lograr resultados impresionantes", concluyó Basile antes del gran estreno.

"El relato tenía que ser crudo y visceral, pero a la vez mantener cierta cotidianeidad en los personajes"

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario