Escenario

Una "tarea de chinos" con cada movimiento de un personaje

Miércoles 25 de Octubre de 2017

Cada cuadro que los directores de la película filmaron les tomó desde medio día hasta tres días de trabajo. "Cada movimiento de un personaje, por ejemplo una cabeza que gira, significaba pintar una vez más y tomar una fotografía", explicó Hugh Welchman, codirector de "Loving Vincent". "Es lo mismo que se hace en stop-motion con las fotos de maquetas, como en «Wallace y Gromit». La diferencia es que nosotros pintábamos y tomábamos la fotografía, hasta llegar a los 65 mil cuadros", añadió. Sin embargo, antes de que los equipos de animación se pusieran a trabajar, Welchman y su coequiper, la pintora Dorota Kobiela, se encargaron de rodar una historia con actores de carne y hueso. Ellos serían luego pintados a mano por sus técnicos. "Una verdadera tarea de chinos", concluyó Welchman.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario