Escenario

Una relación entre dos mujeres sacude a Cannes

Cate Blanchett y Rooney Mara protagonizan la película estrenada en el festival francés sobre una novela de la autora estadounidense.

Lunes 18 de Mayo de 2015

Una historia de amor entre dos mujeres en los años 50, con la siempre sublime Cate Blanchett, en “Carol” de Todd Haynes, entró como un soplo de aire fresco al Festival de Cannes, con opciones a premio en esta versión de la obra de Patricia Highsmith, autora también de algunos títulos clásicos como “Extraños en un tren” y la saga que comenzó con “El talento de Mr. Ripley”.
  Carol Aird (Blanchett), una burguesa casada con un banquero en el Nueva York de los años de posguerra, atrapada en un matrimonio infeliz, encuentra un día a una vendedora, Therese Belivet (Rooney Mara) en unos grandes almacenes y surge el flechazo.
  Carol ya había tenido algún flirteo más o menos efímero con una amiga de la infancia para tratar de evadirse de su asfixiante jaula dorada, pero para Therese, una joven veinteañera a quien le gusta la fotografía pero incapaz de saber lo que realmente quiere hacer de su vida e insatisfecha con su convencional novio y una existencia anodina, esta relación le abre un nuevo mundo.
  Adaptada de la segunda novela homónima y autobiográfica de Patricia Highsmith, publicada en 1952 con el seudónimo de Claire Morgan, “Carol es una historia de amor inesperada entre dos mujeres de edad y clases sociales diferentes”, cuenta el director Todd Haynes, que ya trabajó con la actriz australiana, en “Im not there”, una película sobre la vida de Bob Dylan.
  Las dos mujeres se topan rápido con el convencionalismo reinante en una sociedad recién salida de la II Guerra Mundial, que no permite salirse del redil, y más en la sociedad en la que vive la distinguida y siempre elegante Carol, en proceso de divorcio de su rico marido, Harge (Kyle Chandler).
  El personaje de “Carol es un producto de la imaginación de Therese”, pero la fina pluma de la guionista, Phyllis Nagy, “inventó todo un mundo para Carol”, convirtiendo su papel en un “regalo”, admitió la actriz australiana, una de las más sólidas aspirantes a llevarse el próximo 24 de mayo uno de los pocos premios que le faltan en su ya abultado palmarés, en el que que destacan dos oscars por “Blue Jasmine” y “El Aviador”.
  La actriz australiana, madre de cuatro hijos (a la más pequeña la acaba de adoptar), aseguró que la escena erótica que protagoniza con su joven amante “fue como cualquier otra” y no fue ni más ni menos difícil que con un hombre.
   Tampoco lo fue para Rooney Mara, que ha trabajado en películas como la adaptación estadounidense de “Millenium: los hombres que no amaban a las mujeres”, “Los amantes de Texas” “Red social”. “Me desnudo a menudo, por lo que no me causó ningún problema”, admitió en medio de las risas.
  Al ser consultada sobre la evolución de la sociedad, Cate Blanchett, que llevaba un vestido negro por debajo de la rodilla, recordó que todavía hay 78 países en los que la homosexualidad es ilegal y en siete de ellos se aplica la pena de muerte para los homosexuales. “Seguimos viviendo tiempos muy conservadores y si crees que no es así estás muy loco”, apuntó.

Talento argentino

  La actuación de Dolores Fonzi en “La patota”, de su pareja Santiago Mitre, fue ampliamente elogiada por medios franceses. El diario Liberation dijo que su actuación es “excelente”; Le Monde la calificó como “una actriz extraordinaria”. Y Hollywood Reporter elogió “una poderosa performance de Dolores Fonzi que  evita respuestas directas”.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS