Escenario

Una película que dedica su amor y su crítica a Roma y al cine italiano

La actriz italiana Irene Vetere dijo que se inspiró en los personajes del neorrealismo italiano para componer a la protagonista del filme "Notti Magiche".

Viernes 14 de Junio de 2019

El nuevo filme de Paolo Virzí, "Notti Magiche", se estrenó ayer en Argentina con la presencia en pantalla de Irene Vetere, la ascendente actriz italiana que encarna a Eugenia, una aspirante a guionista hipocondríaca, insegura y adicta a los fármacos y drogas.

"Busqué referencias en el neorrealismo. Es un personaje complejo, que no sabe comunicarse con los demás. Lo más complicado fue encontrar ese tono porque tiene una personalidad completamente diferente a la mía. En los personajes del neorrealismo busqué estos temores, al igual que en la vida cotidiana", dijo la actriz de 19 años.

Virzí es uno de los renovadores del cine italiano. Luego de la gran etapa de la posguerra, con realizadores como Federico Fellini, Vittorio De Sica o Pier Paolo Pasolini, la industria cinematográfica de Italia cayó en decadencia, retratada en este filme, que luego fue recuperada por Virzi, Paolo Sorrentino o Matteo Garrone, entre otros.

"Notti Magiche" está ambientada en Roma durante el mundial de Italia 90, mes en el cual la gente está excitada por el fútbol y los tres protagonistas, Eugenia, Antonio (Mauro Lamantia) y Luciano (Giovanni Toscano), intentan hacerse lugar dentro de la industria cinematográfica.

En un ambiente hostil y precarizado, los jóvenes se ven envueltos en la muerte de un afamado y decaído productor, señalado como uno de los culpables de la baja calidad del cine local, hecho que desencadena esta comedia negra en la que el cine muestra su lado más lúdico, pero también el despiadado y machista.

El título de la película evoca el hit "Un'estate italiana", de Gianna Nannini y compuesto por Giorgio Moroder, que fue la canción oficial del Mundial de Italia 90. Sobre este trabajo estrenado en la Fiesta del Cine de Roma, explicó el director: "No podía haber ocasión más apropiada que esta fiesta para presentar «Notti Magiche», esta nueva película mía que cuenta el crepúsculo de una época mítica del cine italiano a través del fervor de tres jóvenes aspirantes a cineastas que descubren una Roma majestuosa, fascinante, misteriosa y terrible", dijo Virzí que en aquellos años -tras graduarse en 1987 en el Centro Experimental de Roma- daba sus primeros pasos en el cine.

"En «Notti Magiche» un conocido productor cinematográfico es hallado muerto en las aguas del Tíber. Los principales sospechosos del homicidio son los tres jóvenes aspirantes a guionistas, llamados a declarar su versión en el comando de los carabineros precisamente en la noche del partido Italia-Argentina", explicó el realizador.

En la película se destacan los diálogos inteligentes y cómo la cámara de Virzi capta lo hermoso de una ciudad tan antigua como agitada como lo es la capital italiana.

"En un homenaje al cine en el sentido de que uno no puede hacer cine si no lo ama, como dice Paolo. La película retrata un poco la decadencia y eso es algo que, en tono de homenaje, no se puede hacer si no se lo ama. No es un homenaje edulcorado", añadió Vetere, estudiante de arquitectura y militante del Ni Una Menos italiano.

—En la película, los tres jóvenes llegan con mucho entusiasmo, pero, tras situaciones diferentes, van perdiendo el interés por el cine...

—Los tres llegan habiendo estudiado y visto el gran cine de la posguerra. Mi personaje en particular está enamorada del cine francés, algo que cuando quiere hacer en Italia no se puede. Cada uno ve un cine que no existe. Es realista que al encontrarte con ese ambiente quizás no te den ganas de continuar.

—¿Qué le pidió Virzi para su personaje en ese contexto machista?

—Pese a la trayectoria que tiene, Paolo escucha y es muy humilde, algo que no puedo decir de algunos directores jóvenes. En cuanto al personaje, lo he hablado con él y me generó mucho interés. En un momento del filme, Eugenia le echa la culpa a los hombres por la situación de decadencia del cine. Pero por otro lado, cuando le preguntan si quiere ser directora, le dicen que debe ponerse pantalones, como un hombre.

—También muestra la discusión que existe ente el cine arte y los blockbuster...

—Es una discusión que estará por siempre. El cine de autor en Italia está reviviendo. Hay cosas muy interesantes y que la gente ha visto con gusto. El blockbuster, obviamente, siempre va a ir mejor en taquilla, pero si pensamos en la política pasa lo mismo, al menos en Italia. A mí los blockbusters no me gustan tanto, no he visto nada de Marvel, por ejemplo.

—¿Usted tiene familia en Argentina, como casi todo los italianos?

—Sí, aunque no la conozco. Y es particular esto. La gente en Italia a veces se olvida que tiene mucha familia que emigró. Hoy muchos ven a los inmigrantes en Italia como algo extraño y como si nos estuvieran invadiendo, algo que por supuesto no es así, y se olvida que el pueblo italiano ha migrado muchísimo.

eterna. Roma es el telón de fondo de una comedia en la que la nostalgia y la ironía acompañan el relato.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario