Escenario

Una película sobre la ceguera, lejos de la compasión y cerca del deseo

El director de "L'amore con te", Silvio Soldini, se basó en la experiencia real de un grupo de personas no videntes para esta ficción sobre un romance transformador.

Miércoles 25 de Julio de 2018

El director italiano Silvio Soldini decidió encarar la ceguera como eje de "L'amore con te". El director, que se hizo conocido en Argentina luego de "Pan y tulipanes" con la que compitió en el Festival de Cine de Mar del Plata, aseguró que no encaró la discapacidad "en términos de estereotipos", sino que lo hizo con la intención contar "una historia que diga la verdad" sobre ella, en una trama en la se incluye el amor y una vida plena. El filme, seleccionado en el pasado Festival de Venecia, se estrena mañana en las salas rosarinas y está protagonizado por Valeria Golino y Adriano Giannini.

El protagonista del filme -que lleva el título original de "El color oculto de las cosas"- es Teo, un publicista que tiene una pareja, una amante y pasa su vida sin intención de asumir ninguna responsabilidad. Buscando un vestido para regalarle a su pareja, conoce a Emma, una mujer ciega, osteópata de profesión, que alterará sus convicciones. Un hombre que trabaja puramente con las imágenes se verá envuelto afectivamente con una mujer que no puede ver, lo que dará un giro irónico a su vida y a su forma de entender el mundo.

Emma perdió la vista cuando tenía 16 años. Sin embargo, nunca dejó que su vida se centrara en eso; al contrario, aceptó su condición consciente de que cada día sería una batalla. Cuando conoce a Teo, poco tiempo después de divorciarse, lo encuentra brillante y desenvuelto, parece la persona justa con la que concederse una distracción. Para Teo, en cambio, para quien todo nace por una cuestión de juego y apuestas, Emma resulta distinta de todas las mujeres con que se ha topado hasta ahora.

Silvio Soldini rodó en 2013 el documental titulado "Per altri occhi-Avventure quotidiane di un manipolo di ciechi". En él seguía a un fisioterapeuta, una música, un escultor, un esquiador, un jugador de béisbol y otras personas que tenían en común tanto la ceguera y unas ganas enormes de vivir, de superar los obstáculos, de practicar deporte y otras actividades que normalmente se desaconsejan en dichas condiciones.

A partir de aquella experiencia, que según el director lo marcó profundamente, el director empezó a escribir "L'amore con te" junto a Doriana Leondeff y Davide Lantieri. El largo periodo de investigación para el documental, las reuniones y los contactos con ciegos, con sus familias y amigos, le permitieron pensar en una historia que, en lugar focalizar en lugares comunes habituales, retratase la realidad cotidiana de estas personas con un buen grado de realismo.

"La idea detrás de esta película comenzó a tomar forma lentamente después de mi experiencia con «Per altri occhi» con el que descubrí un mundo que, debo decir, pensé diferente", recordó Soldini.

En ese sentido, añadió: "En su mayor parte, solemos pensar en la discapacidad en términos de estereotipos, manteniéndola siempre a distancia y viéndola a menudo con algo de pena. Por el contrario, esa película me permitió encontrarme con gente extraordinaria, vivaz, resuelta, curiosa y valiente, cuyo único temor era que mi mirada sobre ellos pudiera impartir lástima".

"Las personas ciegas que he conocido -añadió- abrazan la ironía y la autoironía; no llevan vidas dramáticas, como estamos acostumbrados a pensar. Son bastante resueltos y despreocupados. Si nacieron de esa manera o perdieron la vista más adelante en la vida, ninguno de ellos desperdicia el tiempo sintiendo pena; todos ellos trabajan, practican todo tipo de deportes, tienen relaciones y familias, viajan y leen".

El director explicó que después de la experiencia de filmar el documental, surgió la idea de llenar ese espacio que la ficción le estaba debiendo a esa discapacidad. "Con el tiempo, me dí cuenta de que nunca había visto algo como esto representado en películas, especialmente en la ficción. Hay personajes ciegos, por supuesto, pero a menudo se bosquejan de una manera banal, o están enojados con el mundo, o están ahí para despertar la compasión, o quizás sirven a la historia ya que sus otros sentidos están tan desarrollados que parecen tener superpoderes. Sin embargo, carecía de una historia que diga la verdad, como lo que sucede en la vida cotidiana".

Soldini contó de qué manera su documental se transformó en la idea que ahora llega al cine. "Me dí cuenta de que las personas que no ven tienen menos prejuicios; la vista nos lleva a juzgar, a decidir una serie de cosas por cuenta de las personas. Conocer a alguien, si no lo ves, es muy diferente. En «L'amore con te» es la primera vez en su vida que Teo no se siente juzgado, se siente libre para finalmente ser él mismo y escuchar lo que Emma le dedica, que es diferente a las otras personas que lo rodean. Cuando hice el documental sobre los ciegos me encontré con parejas donde sólo uno de ellos veía, y la idea me vino del encuentro con una persona ciega que me dijo «ví «Panes y tulipanes», y después, conociéndola, entendí que se puede ver sin ojos".

Por su parte, Valeria Golino que saltó a la fama luego de participar en "Rain Man" junto a Dustin Hoffman y Tom Cruise, contó los desafíos y las satisfacciones que le produjo interpretar a una mujer ciega. "Hubo dificultades a nivel técnico y sensorial; la verdadera dificultad fue no vernos; fingir que no se ve es diferente de no ver, hay que tener una abstracción porque aislarse del mundo es complicado. La otra gran dificultad era no poder usar los ojos, no podía mostrar mis sentimientos con mis ojos y esto es lo contrario de lo que un actor suele tener como imperativo hacer, pero también fue una experiencia intensa", completó.

contacto. Valeria Golino y Adriano Giannini interpretan a los personajes protagónicos del filme.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario