Escenario

Una película dura pero imprescindible

El rápido y turbulento ascenso de Amy Winehouse se puede ver en el crudo documental "Amy" (2015), que deslumbró en el festival de Cannes y ganó un Oscar como mejor documental.

Martes 24 de Julio de 2018

El rápido y turbulento ascenso de Amy Winehouse se puede ver en el crudo documental "Amy" (2015), que deslumbró en el festival de Cannes y ganó un Oscar como mejor documental. Para esta película, que está disponible en Netflix, el director Asif Kapadia entrevistó a más de 80 personas cercanas a la cantante y recolectó materiales sorprendentes.

Hay dos figuras centrales: por un lado está el ex marido de Amy, Blake Fielder-Civil, que el documental señala como la persona que introdujo a la artista en la heroína. Las imágenes de ambos absolutamente borrachos, con la cara ensangrantada por sus peleas o fumando crack, son durísimas. Y por otro está su padre, Mitch Winehouse, el hombre que abandonó a la familia cuando la cantante tenía nueve años y cuya ausencia ella misma reconoce como dolorosa.

En el documental, de hecho, se lo retrata como uno de los responsables de que su hija no saliera del infierno de las drogas: "La oportunidad perdida para que se rehabilitara fue en 2005. Aún no la seguían los paparazzi, pero su padre dijo que no le hacía falta y ella se echó atrás al ir a ver la clínica", puede escucharse en una de las entrevistas.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});