Escenario

Una película para seducir a una nueva generación de pequeños fierreros

Cinco años después, "El Rayo" McQueen y su amigo Mate vuelven a escena en "Cars 2", que se estrena el jueves. Lo hacen con la estética del filme anterior, y en este caso según se anuncia se puso el acento en una trama de aventuras, humor y espionaje.

Domingo 26 de Junio de 2011

Cinco años después, "El Rayo" McQueen y su amigo Mate vuelven a escena en "Cars 2", que se estrena el jueves. Lo hacen con la estética del filme anterior, y en este caso según se anuncia se puso el acento en una trama de aventuras, humor y espionaje.

Detrás de cámara se ubica nuevamente John Lasseter, un veterano del cine de animación que en pocos años y guiado por Pixar, dirigió algunos de los filmes que transformaron la forma de hacer cine para chicos a partir de 1995 cuando lanzó su carrera con "Toy Story" y continuó con tanques como "Bichos, una aventura animada" (1998), "Toy Story 2" (1999), además de "Cars" (2006).

"Yo crecí amando los autos y la cultura en torno a los coches en el sur de California. Cuando yo era chico mi papá trabajaba como encargado en un concesionario de Chevrolet, así que «Cars» fue de alguna manera una historia muy personal por los personajes, el pueblo chico, su solidaridad y su modo de vida", contó el director sobre su interés inicial en el primer filme.

Pero la trama, que también en este caso comienza en el pueblo de Radiador Springs, sumó otra de las pasiones de Lasseter, también guionista del filme como en los casos anteriores: el género de espionaje. "No podía quitarme de la cabeza la idea de involucrar esos dos escenarios tan diferentes, el de Radiador Springs y el de una intriga internacional", aseguró.

Así es como comenzó a tomar forma esta segunda parte. "En Pixar únicamente se hacen secuelas si hay una historia que sea totalmente diferente de la original y lo que hace diferente a este filme es la ambientación en varias partes del mundo, el brillo, el glamour, la onda de las ciudades europeas y de Japón, el género de espionaje, el tipo de carrera a la que los personajes se lanzan".

La trama de esta película surgió como consecuencia de la idea de llevar a "El Rayo" McQueen y a Mate a tierras lejanas al sur de California. La primera idea apareció durante la gira de promoción del director del primer filme por ciduades de Europa.

Esa experiencia fue una de las inspiraciones para "Cars 2". La película comienza cuando "El Rayo" McQueen recibe una invitación para competir en el Gran Prix mundial, contra los autos más rápidos del mundo, en Japón, Italia e Inglaterra. Pero Mate, quien nunca antes salió de Radiador Springs, lo acompaña en la aventura y está totalmente desorientado.

El costado de filme de espionaje de "Cars 2" está dado con todos los ingredientes necesarios de ese género, con gadgets de última generación, y la aparición de dos agentes británicos, Holley Shiftwell y Finn McMissile. Este último tuvo una pequeña aparición en el primer filme en la modalidad de cine dentro del cine: era el protagonista de la película que El Rayo y Sally veían en su primera cita en un autocine.

En su versión original la voz de McMissile es del actor Michael Caine, un británico de pura cepa que en este filme toma la forma de un glamoroso Aston Martin, el auto fetiche de James Bond. En tanto que El Rayo es interpretado nuevamente por Owen Wilson y Larry the Cable Guy vuelve a ceder su voz para Mate.

Al igual que “Todos los perros van al cielo” fue en el fondo una película de gangsters con la forma de un dibujo animado, Lasseter aclaró que el filme no es una parodia de película de espías. “Es una película de espías, pero con personajes que son autos”, dijo el director.

El realizador se comprometió con los personajes al punto de considerar que “hay un poco de mí en cada uno de ellos”. En ese sentido explicó: “Por ejemplo, lo que le ocurre a «El Rayo» en la primera historia está basado en algo personal: el descubrimiento de que, en la vida, el viaje es la recompensa”.

El lanzamiento de “Cars 2” coincide con los 25 años de Pixar. La compañía fue creada a comienzos en 1986, cuando Steve Jobs compró a George Lucas la división de animación por computadora de Lucasfilms Ltd. por 10 millones de dólares y denominó al nuevo estudio con su nombre actual.

Lasseter, junto a un innovador y entusiasta grupo de guionistas y animadores dio su forma actual al estudio que continúa batiendo nuevos récords y expandiendo las fronteras del arte de la animación, una disciplina a la que aportó una amplia variedad de películas, cortometrajes y comerciales.

“No puedo creer que ya hayan pasado 25 años y que nosotros hayamos terminado nuestra décimo segunda película. Y todo tiene su lógica porque «Cars» salió para nuestro vigésimo aniversario y «Cars 2» lo hizo para los 25 años. Estoy muy orgulloso de Pixar, de todos nuestros filmes y de los personajes que hemos creado en todos estos años”, contó el realizador.

En ese sentido añadió: “Lo que más me importa es la gente; pensar en todas las familias, todos los espectadores a los que les dimos algo de diversión. Nos gusta hacer películas de la mayor calidad, no sólo filmes animados sino historias que entretengan profundamente a la audiencia de todas las edades, géneros y nacionalidades. Eso intentamos hacer. Hacemos las películas que nos gusta ver”, dijo el director.

Una historia de amistad

“El humor de la película proviene del temperamento de los personajes”, dijo el director John Lasseter. Y el fuerte es la “amistad”, añadió quien se definió como “un niño” que disfruta con una buena historia como la que escribió para “Cars”.

El realizador explicó la gracia de los personajes surge “de verlos en situaciones poco comunes pero muy interesantes”. Independientemente de las aventuras alrededor del mundo y su fusión con el espionaje que acerca la intriga al filme, en su aspecto más emotivo, la película es acerca de la amistad entre “El Rayo” McQueen y Mate, que se ve puesta a prueba de una forma muy singular.

“Es acerca de cómo la solidez de una amistad puede tambalearse. Lo que parece sólido en un lugar puede ser muy diferente en otro contexto. Pon una amistad a prueba para testearla en un ambiente o en unas circunstancias distintas y allí verás cuán verdadera y profunda es, ¿verdad?”.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario