Escenario

Una película para reírse del peor costado de un matrimonio acabado

El cine francés vuelve a indagar en uno de sus temas preferidos, las relaciones familiares, aunque en esta ocasión lo hace con humor. Así ocurre en "Por fin viuda", la comedia que se estrena hoy en los cines rosarinos y que llega precedida de su exitosa exhibición en Europa.

Jueves 28 de Mayo de 2009

El cine francés vuelve a indagar en uno de sus temas preferidos, las relaciones familiares, aunque en esta ocasión lo hace con humor. Así ocurre en "Por fin viuda", la comedia que se estrena hoy en los cines rosarinos y que llega precedida de su exitosa exhibición en Europa.

La protagonista es una mujer a punto de abandonar a un marido manipulador después de décadas de un matrimonio burgués e insatisfactorio. Aunque sus planes cambian cuando recibe la mejor noticia en mucho tiempo: el hombre acaba de morir en un accidente. Cuando el camino parece allanado para recuperar su libertad y disfrutar de la relación que tiene con su amante todos en su familia están dispuestos a instalarse en su casa para contenerla en su dolor. Y todo será peor que antes.

La película fue vista en Francia por casi tres millones de espectadores. Buena parte de la repercusión se debió a la presencia de la actriz Michele Laroque, quien actuó en algunas de las mejores comedias francesas que se conocieron en Argentina como "Mi vida en rosa", "La maté porque era mía" o "El placard".

Laroque interpreta a Anne-Marie, una esposa aburrida de su vida , que no sabe cómo decirle a su marido, Gilbert (Wladimir Yordanoff), que lo abandona para fugarse con su amante, Léo (Jacques Gamblin). Pero Gilbert muere inesperadamente en un accidente de auto.

Ahora será libre de vivir libremente su relación con su amante desde hace más de dos años. Sin embargo, no contaba con el afecto de toda su familia. Con las mejores intenciones deciden mudarse en masa a su casa para ayudarla a superar la pena de su reciente viudez con lo cual se encontrará todavía más atrapada que cuando estaba casada.

Laroque dijo que Anne-Marie responde al patrón de mujer educada para hacer "lo que se espera de ella. Por eso se casó con su marido y por eso es ese tipo de madre, pero no es dueña de su propia vida. Siempre hace lo que cree que tiene que hacer. Hasta que conoce a Léo no es realmente ella misma".

La intérprete aseguró que en ocasiones es necesario una terapia agresiva para acabar con los corsets sicológicos: "Creo que para alguien en su situación, que no es infrecuente, es extremadamente difícil romper con todo aquello que la ha llevado a vivir una falsa vida. Es un tema que me interesa y sobre el que he leído mucho. La mayoría de la gente no es capaz de librarse de todo aquello que les impide ser ellos mismos. A veces hacen falta electroshocks o auténticos traumas para conseguirlo".

Con respecto a la elección de la protagonista, la directora y también actriz Isabelle Mergault dijo que eligió a Laroque porque "es una de las pocas actrices de comedia" que, además de belleza, poseen elegancia y una faceta cómica. Además, la cineasta aseguró que, por sus características, Laroque era la indicada para interpretar a una "burguesa de clase alta, humana, frágil, conmovedora y divertida".

El trabajo anterior de Mergault, también una actriz reconocida en su país, fue "Je vous trouve très beau", lanzada en 2006, también fue un éxito de taquilla en su país, con 3,6 millones de espectadores y estrenada en cine de Alemania, Bélgica, Israel y Líbano y en 2007 recibió el premio César a la mejor ópera prima.

Laroque elogió la forma de encarar un relato en el que confluyen el drama y el humor en partes similares: "Lo que me gusta de la forma de escribir de Isabelle Mergault es su generosidad. Para contar las cosas no se cuestiona nada. No calcula ni manipula. No cae ni en el snobismo ni en dar más importancia a la estética que al guión. Es inteligente y huye del intelectualismo".

 

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario