Escenario

Una película que indaga el potencial inexplorado de la mente humana

El actor Bradley Cooper dijo que "Sin límites" marca su gran salto a un rol protagónico. El filme, en el que también trabaja Robert De Niro, narra los efectos de una droga experimental.

Martes 06 de Septiembre de 2011

Bradley Cooper tiene una larga experiencia en cine y televisión, pero después de "¿Qué pasó ayer?" Hollywood parece haber descubierto su potencial. El actor ahora encabeza el elenco de "Sin límites" que se estrena pasado mañana donde comparte los roles protagónicos nada menos que junto a Robert De Niro, un referente de la industria.

Cooper era hasta 2009 el habitual amigo del protagonista, el chico bueno, el candidato ideal del que se enamoran las chicas y tranquiliza a sus madres. Pero algo raro ocurrió a partir de aquel filme en el que su personaje pierde el control y la consciencia en una salvaje despedida de solteros junto a un grupo de amigos en Las Vegas.

Milagrosamente, o gracias a la primera y segunda parte de "¿Qué pasó ayer?", dejó de ser el galancito para convertirse en Bradley Cooper, alguien con nombre propio. Al mismo tiempo hoy es uno de los actores más cotizados de Hollywood. "Las cosas surgen así, pero me siento muy afortunado por todos los papeles que hice", aseguró el actor.

Un escritor en crisis. En este caso interpreta a Eddie Morra, un aspirante a escritor que sufre de bloqueo crónico, pero su vida da un giro cuando un viejo amigo le da a conocer el NZT, un medicamento revolucionario que le permite aprovechar su potencial por completo.

Con cada impulso nervioso, Eddie puede recordar absolutamente todo lo que ha leído, visto o escuchado, aprender cualquier idioma en un día, entender ecuaciones complejas, siempre que continúe tomando la misteriosa droga experimental.

Sus hazañas llaman la atención del magnate Carl Von Loon, quien lo invita a participar en la fusión corporativa más grande de la historia. Con su vida amenazada y las consecuencias brutales de los efectos secundarios de la droga, Eddie esquiva acosadores misteriosos y una investigación policial, mientras intenta aferrarse al menguante suministro de NZT y con poco tiempo para zafar de sus enemigos.

"La película enfoca sobre qué harías si tu cerebro funcionase al cien por ciento", contó el intérprete. Sin embargo aclaró que no se basó en experiencias ajenas para interpretar su personaje: "No me preparé conociendo a adictos, porque no se trataba de una droga convencional. De hecho el personaje está muy enfocado, con gran claridad".

"No pensé que fuera ese tipo de drogas", añadió el intéprete sobre ese tema. "No lo enfoqué como una droga para escapar de la realidad sino mas bien, para adentrarse en ella y realizarse como persona. No la vi como una droga adictiva", explicó.

Cooper no carga las tintas sobre el hecho de que este es su primer protagónico. "El trabajo era el mismo que en otras películas, sólo que mi personaje tenía un papel más grande. En otros filmes es como si uno estuviese corriendo un maratón. En un maratón estás acompañado por otros corredores. Aquí era como si estuviera en solitario, como en un deporte individual, como si estuviese jugando al tenis", graficó.

Para meterse en su papel, Cooper ha seguido el ejemplo de Robert De Niro, su "inspiración" desde su primer trabajo. "Era un sueño en mi vida trabajar con De Niro. Además, gracias a él me he hecho actor, era mi inspiración. Tener la oportunidad de trabajar con este ícono fue increíble, y encima podía llamarle esclavo en una escena de la película", bromeó. "Es un hombre de pocas palabras pero me enseñó mucho. El se convierte en el personaje, se apodera de él", aseguró.

De hecho aseguró que se sorprendió de su propia reacción: "Pensé que trabajar con él durante dos semanas sería estresante, pero fueron las mejores dos semanas de mi vida gracias a que él me facilitaba el trabajo", afirmó.

Una carrera con pocos sobresaltos

Una de las primeras ocasiones en las que Bradley Cooper se acercó a un protagónico fue en “Brigada A”, donde compartió el elenco con Liam Neeson. En 1999, participó en la serie de televisión “Sex and the City”. Poco después encontró su primer personaje importante en “Alias” y entre 2007 y 2009 apareció en algunos capítulos de la serie de televisión “Nip/Tuck”.

En cine participó en las comedias “Los Rompebodas, donde compartió cartel con Vince Vaughn y Owen Wilson”, y “Soltero en casa” protagonizada por Sarah Jessica Parker y Matthew McConaughey. Trabajó junto a Jim Carrey en “Si, señor! y formó parte del reparto de la comedia romántica “Simplemente no te quiere”. En 2009 con lQué pasó ayer? obtuvo su gran salto a la fama. Un año después, participó en Día de Sa Valentín. En 2011 estrenó la secuela de Qué pasó ayer?

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario