Escenario

Una película que cruza la delgada línea entre el crimen y la decencia

"La revelación", que se estrena hoy, aborda un drama carcelario desde el thriller psicológico. Robert De Niro y Edward Norton encarnan a un oficial de policía y a un convicto.

Jueves 03 de Marzo de 2011

Dos pesos pesados de Hollywood se reunieron en "La revelación", uno de los filmes con los que se renueva hoy la cartelera rosarina. Se trata de drama policial con dos personajes duros enfrentados primero por la justicia y luego por la traición.

De Niro, que pasa con asombrosa facilidad por una diversidad de géneros, aseguró que el guión fue lo primero que le atrajo de este filme que sucede en su carrera al drama "Machete" y la comedia "Los pequeños Fockers".

"Siempre me gustó el guión", dijo el actor sobre "La revelación" que aborda temas como la hipocresía y la culpa, y se desarrolla en el entorno en delicada situación de la ciudad de Detroit luego de la recesión.

"Pensé que todo el filme tenía un tono y una atmósfera interesante", añadió De Niro que interpreta a Jack Mabry, funcionario carcelario de libertad condicional que a días de su retiro debe lidiar con el manipulador Gerald "Stone" Creeson como uno de sus últimos trabajos.

Interpretado por Norton, Creeson está preso por encubrir el asesinato de sus abuelos con un incendio. Cuando cabe la posibilidad de recibir un indulto anticipado, necesita convencer a Jack de que está rehabilitado.

El personaje resulta un manipulador obstinado y no duda en usar a su sexy esposa Lucetta, a cargo de la modelo y actriz Milla Jovovich, para obligar a Jack a recomendar su liberación anticipada.

Límites. Pero la línea entre el criminal y el ciudadano correcto se torna borrosa mientras Stone pasa por una transformación espiritual y los encuentros de Jack con Lucetta inciden sobre su matrimonio y lo obligan a comprometer sus propios principios.

La pareja De Niro y Norton, considerados entre los más grandes de sus respectivas generaciones actorales, vuelven a reunirse tras "Cuenta final", rodada en 2001 bajo las ordenes de Frank Oz.

Norton, que también hace gala de versatilidad para encarar personajes tan disímiles como el neo nazi que interpretó en "América X" o el inocente novio enamorado de "Todos dicen te quiero", aseguró, al contrario de De Niro, que le costó convencerse de encarnar a Creeson.

"Al principio el guión era un poco elusivo par mí", reveló el actor. Así fue hasta que el director John Curran lo convenció: "Finalmente también pensé que era grandioso trabajar con alguien por segunda vez y sobre todo cuando De Niro tiene una forma muy particular de trabajar", aseguró.

Así hizo referencia a que el intérprete a menudo se sale del guión en mitad de una escena para conseguir una respuesta más auténtica de sus coprotagonistas.

Norton reveló cómo preparó el personaje que le da el título a la película. "Tiendo a tomar mis roles como una creación, pero la verdad es que obtengo mucho más al conocer gente que ha pasado por estas experiencias que explorando mis propias vivencias", señaló.

"Tuve la buena suerte de entrevistar a varios presos de una cárcel de Detroit, y esa fue mi mayor fuente para crear un personaje auténtico", explicó.

Según admitió Norton "La revelación" puede resultar inquietante para aquellos espectadores que vayan en busca de personajes edificantes, pero dijo que la fortaleza de la película está en su ambigüedad y en las preguntas sin respuestas.

"Veo muchas películas realmente malas que se aseguran de que uno entienda que la redención se logra y sólo consiguen que me duerma", ironizó el intérprete sobre ese tema.

"No todo se redime en la vida, y no creo que ese aspecto de una ficción sea la única cosa que hace que una película tenga un impacto en los espectadores", aseguró.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario