Escenario

Una película para poner los pelos de punta

El próximo jueves se estrena en Argentina la película "Detrás de las paredes", que promete ponerles los pelos de punta a los espectadores. Está protagonizada por Daniel Craig, su esposa en la vida real Rachel Weisz y Naomi Watts.

Domingo 09 de Octubre de 2011

El próximo jueves se estrena en Argentina la película "Detrás de las paredes", que promete ponerles los pelos de punta a los espectadores. Protagonizada por Daniel Craig, su esposa en la vida real Rachel Weisz y Naomi Watts, este filme de suspenso, se detiene en Will Atenton, cuando se muda con su familia a una casa donde se han cometido varios asesinatos, y él y su familia podrían ser las siguientes víctimas. Su director, Jim Sheridan, fue nominado dos veces al Oscar por estar detrás de la cámara.

Atenton, el personaje de Craig, es un exitoso editor que abandona su trabajo en Nueva York y se marcha con su esposa Libby (Weisz) y sus dos hijas a un pueblo de Nueva Inglaterra. Al enterarse de que la casa fue el escenario de varios crímenes espeluznantes, Will se una a una vecina (Watts) para tratar de investigar los asesinatos. La investigación los conduce a pensar que la historia de la última persona que deje la casa se repetirá en la siguiente que llegue.

La película cuenta con varias cosas a su favor: el irlandés Jim Sheridan es un director reconocido por una gran trayectoria que abarca desde colaboraciones con Daniel Day-Lewis hasta la profundamente personal "En America" y el drama de guerra "Hermanos". Por otro lado, puede llegar a sentir alguna curiosidad por ver actuar juntos a Craig y a Weisz después de su repentino matrimonio. Y a Naomi Watt todavía se le recuerda en las exitosas películas de terror "La llamada" y "Funny Games".

"Leí el guion y me gustó mucho la cautivadora idea de un hombre que vive en dos realidades al mismo tiempo", aseguró Sheridan. El director estaba entusiasmado por liderar este "thriller psicológico en el que en ningún momento sabes dónde estás. No sabes qué es real o quién cometió el asesinato. De hecho, ni siquiera sabes si en verdad hubo un asesinato", añadió.

El cineasta valoró que la historia le permitiera penetrar en la mente de Will y explorar nuestros miedos más profundos de perder a nuestra familia. Explicó: "Creo que muchas veces la reacción de la gente ante la tragedia es inventar mundos de fantasía. Supongo que, en su fundamento, el drama es una especie de sistema de creencias inventando por los seres humanos para contrarrestar la abrumadora realidad de la muerte".

Sobre considerar cómo abordar el material, Sheridan contó: "Intentas captar emociones y también lo invisible: un mundo que no puedes ver, sino que lo sientes. No me interesaba mucho simplemente hacer un cambio visual. Quería obtener un cambio emocional desde lo más profundo de Will, un cambio de adentro hacia afuera y no de afuera hacia adentro".

Sobre la elección de Daniel Craig para el papel protagónico, Sheridan tiene una explicación bastante particular: "Las mujeres sienten que Daniel es la clase de hombre que las protegería. Parece ser una buena persona, y lo gracioso es que en verdad lo es. Es fácil trabajar con él y es muy honesto".

Puesto que desde hace mucho es fanático de los filmes dramáticos de Sheridan, Craig admitió que no fue difícil de convencer cuando surgió la oportunidad de trabajar con el director. "He sido su admirador desde hace mucho tiempo y habíamos hablado de hacer algo juntos desde hace un par de años", contó Craig.

Cuando leyó el guión Craig se sintió atraído por las dificultades que Will enfrenta al intentar entender la crisis. El actor coincidió con Sheridan y valoró que gran parte del guión deje al lector en la incertidumbre o expectante: "Si crees en los fantasmas, entonces sí, esta es una historia de fantasmas. Si no crees en ellos, entonces es algo creado por la mente, lo cual es igual de maravilloso. No quisimos inclinarnos por ninguna de las dos opciones. Quisimos que fuera el espectador quien decidiera”.

Craig entendió que, en realidad, estuvo encarnando a dos personajes en “Detrás de las paredes”. Explicó la historia de fondo de Will: “Interpreto a un esposo feliz que vive en una casa de ensueño con su esposa y sus dos hijas, y de pronto comienza a desarrollarse una segunda historia. Averiguan que hubo un asesinato en la casa. Cuando la habitaban los ocupantes anteriores, la esposa y los hijos fueron asesinados, y esta historia comienza a meterse sigilosamente en sus vidas. Es casi como si la casa estuviera atormentándolos”.

El actor encontró que interpretar a un personaje tan atribulado era más desafiante de lo que esperó en un principio: “Hicimos mucho del filme en orden cronológico y filmamos el principio de la película muy al comienzo. Lo más intenso fue al final”.

La actriz Naomi Watts fue elegida para interpretar a la vecina de al lado de Will y Libby, Ann Patterson. Sheridan también opinó sobre la elección de la nominada al Oscar y cómo ella dominó el papel de Ann: “Naomi es estupenda con los ojos. Siempre puedes detectar lo que sea que esté pensando. Desde el momento en que la ves en este filme sabes que hay algo extraño acerca de Ann”. Desde la saga de “La llamada” hasta “Promesas del Este” y “Funny Games”, la artista siempre logró compartir con el público la intranquilidad de sus personajes con una simple mirada o con un pequeño gesto.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario