Escenario

Una película montevideana que intenta ser un espejo del mundo

Uno de los directores de "Reus", Eduardo Piñero, dijo que el filme aborda un conflicto global. El policial se estrena el jueves y tiene como escenario el popular barrio de la capital uruguaya.

Lunes 02 de Abril de 2012

"El público uruguayo está pidiendo películas de este estilo", afirmó Eduardo Piñero, cineasta charrúa que debutó en el largometraje con "Reus". El filme, que se estrena el jueves, contó con la dirección conjunta de Pablo Fernández y Alejandro Pi y se exhibió en la apertura del último Festival Latinoamericano de Video y Artes Audiovisuales de Rosario. Durante una charla con La Capital, Piñero aseguró que aunque está ambientado en el barrio montevideano que le presta el nombre a la película, el relato tiene como eje la "inseguridad". Así, esa zona, dijo, se transforma en reflejo de una problemática extendida: "Nuestra intención era mostrar un conflicto local, pero que toca un tema mucho más regional y global", aseguró.

El cineasta dio detalles de la trama: "El conflicto pasa por la banda del Tano, formada por delincuentes veteranos, que manejan diferentes códigos. El jefe sale de la cárcel, pero se da cuenta que hay una banda de jóvenes que están vendiendo drogas, robando a señoras mayores. O sea, utilizando otros métodos que no eran los que su banda manejaba. Ahí entra el conflicto de poder eliminar este problema entre la banda del Tano y la de los Pibes, que son más jóvenes. Están queriendo controlar una zona que es muy importante dentro de Montevideo y también de Uruguay. Es una zona de venta al por mayor, que sería como el Once de Buenos Aires. En el medio de ese conflicto se ven involucrados los comerciantes", explicó.

-A pesar de excepciones como "El baño del Papa" o "Whisky", no es frecuente que llegue cine uruguayo a las salas comerciales. ¿A que lo atribuís?

-Creo que nuestra película llega a la Argentina por varios motivos. En Uruguay tuvo un número muy importante en la taquilla, diría que récord para la ultima década, lo que indicó sin lugar a dudas en el ambiente del cine que es un trabajo que llamó la atención. Luego en Rosario tuvimos el honor de abrir el festival de video y tuvimos una muy buena respuesta del público. En Buenos Aires estuvimos en varios encuentros y exhibiciones y así surgió un interés de la gente de (los cines) Gaumont, Arte Cinema, Lavalle y Cosmos, de poder tener la película en su cartelera. Es un honor muy significativo. Es nuestra ópera prima y poder entrar a un mercado como el argentino es de una trascendencia importante.

-La historia es local y se desarrolla en Reus, pero ¿funciona cómo un reflejo de algo más amplio?

-Sin dudas. Si bien Reus ha sido tratada desde el guión como una película que necesitaba tener un realismo y por lo tanto un montón de ingredientes muy locales, el tema central es un problema global, que sobre todo a nivel regional, es el tema de la inseguridad y de la lucha de poderes entre grupos delictivos por el control de una zona. Eso se ha ido incrementando en los últimos años y el problema creo que viene creciendo de manera preocupante. Nuestra intención era poder mostrar un conflicto local pero que toca un tema mucho más regional y global.

-¿Cómo se inserta esta película en el panorama del cine uruguayo?

-Creo que hay factores y actores que juegan alrededor de este conflicto de que no haya industria. Nosotros lo que quisimos hacer desde el inicio fue crear y mostrar una historia diferente, no sólo a nivel narrativo, sino de lenguaje cinematográfico, tanto en el ritmo de edición como en el trabajo que se hizo con los actores. Quisimos contar una historia diferente. Nosotros tuvimos 50 mil espectadores en cuatro salas comerciales de Montevideo. Durante las primeras seis semanas en las salas más grandes del complejo más importante de la ciudad, la película encabezó la taquilla los fines de semana, compitiendo con tanques como "¿Qué paso ayer 2?" y "Rápidos y furiosos". Llegar a decir que competimos con con películas de millones de dólares de presupuesto, creo que indudablemente marca algo a las claras. Los números dicen que había una avidez en el público uruguayo de poder ver algo diferente. Indudablemente el cine uruguayo abrió millones de puertas, y en los últimos diez años tuvo relevancia internacional, y eso nos dio la posibilidad de hacer "Reus". Pero también hay una realidad, y es que el público uruguayo está pidiendo películas de este estilo, de género. El año pasado estuvo también "La casa muda", que anduvo muy bien. Creo que está bueno que estemos empezando a incursionar en este tipo de areas que son sumamente riesgosas y muy difíciles, pero que el público a nivel local lo estaba pidiendo.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario